¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las empleadas de hogar entregan 100.000 firmas para reivindicar sus derechos

Piden derecho a una prestación por desempleo, a indemnización por despido y que se realicen inspecciones de trabajo

Las empleadas de hogar piden equiparar sus derechos al resto de trabajadores. /

El 90% de las 700.000 empleadas de hogar en España son mujeres. "Queremos un reconocimiento para un sector importante en la sociedad. Ahora por no aplicarse políticas públicas a las familias, ha recaído en las trabajadoras del hogar, el cuidado de niños y dependientes", ha explicado en Hoy por Hoy Rafaela Pimentel, empleada de hogar e impulsura de la iniciativa de recogida de firmas.

Las empleadas de hogar entregan 100.000 firmas para reivindicar sus derechos. / CADENA SER

Este jueves en el Registro General del Ministerio de Empleo casi 100.000 firmas recogidas a través de la plataforma Change.org con las que solicitan que el Gobierno de España ratifique ya el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo que protege los derechos de los trabajadores domésticos.

Como acto reivindicativo, han vestido con delantal y plumero algunas estatuas de mujeres del barrio de Malasaña en Madrid. "Si a ellas se les protegue, ¿por qué no a nosotras?", reflexiona Rafaela.

Reivindican derecho a indeminzación por despido y prestación por desempleo

Las empleadas del hogar piden que España ratifique el Convenio 189 de la OIT para que las trabajadoras de este sector tengan derecho a una prestación por desempleo, a indemnización por despido y se realicen inspecciones de trabajo para evitar "las condiciones lamentables que están viviendo en España muchas empleadas del hogar".

Entre las "situaciones extremas" que sufren muchas trabajadoras, según precisa en la petición, se encuentran, entre otras: tener que ir a trabajar con una pierna escayolada, despidos sin indemnización por quedarse embarazadas, encierro en casa, maltrato psíquico y físico y condiciones de "semiesclavitud".

Las más afectadas, según puntualiza, son las mujeres inmigrantes, las más "vulnerables" porque tienen que sostener con su salario a su familia al otro lado del Atlántico. Además, pone de manifiesto que el trabajo en el hogar ya no solo es planchar, limpiar o cocinar sino que ahora también se convierten en cuidadoras tanto de niños como de personas mayores.

Rafaela Pimentel es de origen dominicano y residente en España. Lleva trabajando en el servicio doméstico desde hace 25 años. Aunque ella reconoce que ha sido afortunada con la familia para la que ha trabajado los últimos 20 años, explica que lanzó esta petición por las "miles" de mujeres que no han corrido su misma suerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?