¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Gobierno lanza un plan público privado de 5.000 millones para mejorar en 4 años las carreteras españolas

El presidente del Gobierno anuncia que este plan creará 189.000 nuevos empleos

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (2d), y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna (d), a su llegada a la presentación del Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras. / ()

El Gobierno está dispuesto a reactivar la "maltrecha" inversión pública en las carreteras españolas tras varios años de "parón" por la crisis económica. El presidente del Ejecutivo acaba de anunciar un nuevo Plan de construcción y mejora de tramos de autovías, denominado Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) que renovará más de 2.000 kilómetros de nuestra red viaria durante 4 años mediante una colaboración público privada con las constructoras. El proyecto se centra en carreteras de alta capacidad, es decir, autovías, y el mantenimiento durante los próximos 30 años corresponderá a las empresas concesionarias. Se trata del sistema "pago por disponibilidad" y no el "pago por uso" que rige en las autopistas de peaje.

Los proyectos englobarán más de 20 corredores de autovías y comenzarán a licitarse después del verano y los pliegos de condiciones del gobierno recogerán requisitos de calidad muy exigentes en cuanto a los costes de la obra, la preparación de la autovía para las inclemencias meteorológicas o los sobrecostes que se generen a lo largo del tiempo de concesión.

Menos coste para los bolsillos de los españoles

El Gobierno aportará anualmente 350 millones de euros pero comenzará a pagar la obra una vez que esté finalizada. Después, todos los costes de mantenimiento de la autovía serán a cargo de las empresas. Según fuentes de Fomento, "la transferencia de riesgos va a ser total para la empresa privada". Se trata de un sistema -añaden estas fuentes- que garantiza que no haya "sustos" por el camino como ha ocurrido con las autopistas quebradas rescatadas por la administración.

Esta fórmula elegida por el Gobierno evitará que aumente el déficit público porque la mayor parte de la inversión que se va a realizar la financiará en un 40% el Banco Europeo de Inversiones (BEI) dentro del Programa europeo de Inversiones en Infraestructuras, el llamado Plan Junker. Las empresas también podrán disponer de créditos de entidades bancarias a bajo interés.

El presidente del Gobierno ha asegurado que esta nueva inversión es muy necesaria en un país "donde el 90% del transporte de viajeros se realiza por carretera". Los objetivos del nuevo Plan serán mejorar los cuellos de botella de algunas carreteras, rebajar los niveles de ruido y de emisiones contaminantes y mejorar el mantenimiento de estas infraestructuras.

El presidente del Gobierno ha concluído que este nuevo plan de infraestructurás creará 189.000 empleos directos e indirectos en los próximos años.

Cargando