¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Guía para comprar en una frutería de Canarias sin hacerse un lío

Un repaso a guanábanas, tunos, mangas, frutas del dragón, papas kineguas o plátanos topochos

Pino, en el puesto 'Frutas y Verduras Víctor y Katy' (Mercado Vegueta). /

Cualquiera que se haya acostumbrado a la impecable uniformidad de un lineal de supermercado, con frutas perfectas —todas de igual tamaño— y, salvo pequeñas variaciones, inalterables durante todo el año, alucinará pepinillos recorriendo un mercado canario y, más aún, si observa detenidamente el género de una frutería.

Pino, una de las tenderas del puesto Frutas y Verduras Víctor y Katy, situado en el Mercado de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria, presume de frutas tropicales procedentes de América Latina, pero cultivadas en el sur de Gran Canaria.

Pitayas cortadas (izquierda) y tunos (derecha). / C. G. CANO

Una de las más vistosas es la pitaya o fruta del dragón, "que suele venir blanca, amarilla, roja o morada", según detalla la tendera. La textura es parecida a la de un kiwi, pero el sabor, pese a lo llamativo de sus colores, es bastante suave. Otro de los frutos más presentes en el puesto son los tunos (o higos chumbos), muy saludables y que pueden encontrarse en dos variedades: "tuno rojo o tuno indio".

La pulpa de las guanábanas es similar a la de la chirimoya. / GETTY

Otra de las estrellas del puesto, según Pino, es la guanábana, otra fruta tropical que destaca por sus propiedades anticancerígenas y que tiene una carne muy blanca y muy dulce, parecida a la chirimoya. Según la tendera, también se utilizan las hojas de guanábana para preparar infusiones relajantes.

La manga y el mango. / C. G. CANO

Otra diferencia respecto a las fruterías peninsulares es que en Canarias distinguen entre mango y manga. El mango suele ser amarillo, algo más pequeño, más fibrosos e incómodo de comer, pero también más gustoso. La manga, por su parte, es simplemente lo que en el resto de España se conoce como mango.

Plátanos topochos, madurando en la frutería. / C. G. CANO

En el puesto también venden grandes tomates de la variedad margarito, piña de El Hierro, sandía de Lanzarote (de color rojo intenso y con pepitas) y, por supuesto, plátanos de Canarias. Pero llama la atención que hay enormes racimos con piezas más pequeñas de lo normal. "Son plátanos topochos que se utilizan para cocinar. Fritos, sancochados... ¡Qué pelea para comerse un plátano", dice Pino.

Papas para arrugar. / C. G. CANO

Y otros de los iconos gastronómicos de Canarias es la papa. En el puesto de Pino se encuentras varios tipos: papas punta ("ideales para feír"), papa picasso y papa kinegua ("para potajes o ensaladilla"), papas para arrugar y también papa negra de Tenerife, "una pequeña exquisitez de carne amarilla" que ronda los 10 euros el kilo y que conviene acompañar de mojo rojo picante, preparado con guindillas o pimienta de cuerno y putalamadre, y mojo verde, elaborado a base de cilantro.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?