¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

EN DIRECTOLos Mossos confirman la muerte del imán de Ripoll en la explosión de Alcanar

Los contrastes del turismo

Mientras los datos económicos del turismo alcanzan cifras récord la contestación social se dispara

Imagen de la Rambla de Barcelona llena de turistas y habitantes de la zona. /

Es la gran contradicción que resulta difícil de resolver. Hablamos del dinero o hablamos de las personas, primamos los ingresos o protegemos las sociedades. El negocio del turismo sigue engordando en este país. La mezcla de nuestros propios atractivos, de la mejora de las infraestructuras, de la seguridad interior y de la inseguridad de otros destinos hace de España una opción inmejorable para millones de turistas extranjeros. El Instituto Nacional de Estadística ha difundido su encuesta de gasto, en los seis primeros meses se ha alcanzado un nuevo récord, más de 37.000 millones de euros.

Los datos

Los turistas que han elegido Cataluña han gastado en el semestre 8.100 millones de euros, algo menos recibió Canarias (7.900). Mientras que Andalucía y Baleares alcanzaron los 5.000 millones cada una. Un incremento del gasto total del 14,8 por ciento interanual. No todo el dinero que recoge esta encuesta se queda en España. Incluye el que se gasta en el país de origen. Los billetes de avión, por ejemplo.

De enero a mayo reflejaba un gasto de 28.000 millones de euros. En ese periodo, el Banco de España ha contabilizado la entrada de 19.100 millones de euros por turismo. Casi un 12 por ciento más interanual. Esto después de un 2016 en que los ingresos habían alcanzado 54.500 millones de euros, con un aumento del 7 por ciento respecto a 2015. Un importe que, por sí solo, equivale a un 5 por ciento del PIB y es clave para la saneada balanza de pagos de que presume el Gobierno.

Contestación social

Los buenos datos del turismo y su aportación a la economía española contrastan con la contestación social que se está viviendo en distintos puntos de España.

La organización Arran Poblenou, una asociación de la izquierda independentista vinculado a la CUP, ha protagonizado una campaña con diversas manifestaciones en contra del turismo masivo en Cataluña, Baleares y la Comunidad Valenciana. Barcelona ha sido uno de los puntos más afectados. Entre los diferentes actos, el grupo pinchó varias bicicletas de alquiler y asaltó un autobús turístico lleno de viajeros, dejando en el frontal del vehículo una pintada con el mensaje “el turismo mata los barrios”. Además, dentro de esta ola de acciones, al menos siete hoteles de la capital catalana han sufrido ataques vandálicos.

En Baleares, una veintena de jóvenes irrumpió en un restaurante de la zona del muelle viejo en Palma, tirando confeti sobre los comensales y encendiendo bengalas al tiempo que desplegaron pancartas con los mensajes en inglés: “El turismo mata Mallorca” y “Aquí se está librando la lucha de clases”. Valencia ha sido la tercera víctima de su campaña. A finales de junio, un grupo de activistas ocupó un piso en el barrio de Ciutat Vella, uno de los principales focos de turismo de la capital valenciana.

En Euskadi, por su parte, se ha convocado una manifestación en San Sebastián para el próximo día 17 de agosto en plenas fiestas de Semana Grande. Decisión calificada por el diputado de turismo de Gipuzkoa, Denis Itxaso, de “enorme error”.

Alquileres turísticos

Esta ola de protestas sociales también está repercutiendo en los alquileres turísticos. El Ayuntamiento de Barcelona ha sancionado con 600.000 euros a la empresa Airbnb por los 316 casos detectados en los que ha publicitado pisos turísticos ilegales.

En Valencia, el frente contra los apartamentos turísticos, y en especial con Airbnb, también está abierto. Ante esto, la concejala de turismo Sandra Gómez aseguró que se propondrá un convenio de colaboración con la empresa basado en tres acuerdos: límites en número de días, control de la regulación e implantación de una tasa turística para los apartamentos. El problema detectado desde la concejalía de turismo incluye 4.714 viviendas turísticas, de las cuales la mitad no están reguladas.

Los vecinos de los barrios de Sol y Las Letras de Madrid se han unido a este movimiento y han protagonizado una campaña de denuncia de las irregularidades del turismo de su ciudad. Se han recogido firmas para que se clausuren un total de 250 viviendas ilegales.

Los españoles también viajamos

Este año, hasta mayo -datos también del Banco de España- hemos gastado en viajes al extranjero 6.400 millones de euros. Un 16 por ciento más que el mismo periodo de 2016. En el conjunto del año pasado ese gasto ascendió a 18.500 millones, con un incremento de casi el 18 por ciento respecto a 2015, en que había aumentado a su vez en un 15%.

Temas relacionados

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?