¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Consumir grasas saturadas favorece la aparición de cáncer de pulmón

1,4 millones de participantes participaron en el estudio, incluyendo 18.822 casos de cáncer de pulmón identificados durante un seguimiento de más de nueve años

Las personas que comen muchas grasas saturadas tienen más riesgo de desarrollar cáncer de pulmón que aquellas que siguen una dieta baja en grasas, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la University Medical Center en Nashville (Estados Unidos).

Para alcanzar esta conclusión, publicada en 'Journal of Clinical Oncology', los investigadores examinaron datos de 10 estudios publicados previamente en los Estados Unidos, Europa y Asia, que analizaron cómo la ingesta de grasas en la dieta influye en las probabilidades de neoplasias malignas de los pulmones.

En conjunto, los estudios más pequeños tuvieron más de 1,4 millones de participantes, incluyendo 18.822 con casos de cáncer de pulmón identificados durante un seguimiento promedio de más de nueve años.

Con ello, los científicos los clasificaron en cinco categorías, desde el más bajo hasta el más alto consumo de grasas totales y saturadas. También los analizaron según las cantidades más bajas hasta las más altas de grasas insaturadas dietéticas ingeridas.

No solo dejar de fumar es imprescindible para evitar el riesgo de cáncer de pulmón

En general, las personas que no ingieren grasas saturadas tienen un 8 % menos de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón que las personas que comen un mayor volumen de grasas saturadas.

Además, los investigadores observaron que cuando se sustituían en un 5 % las calorías de las grasas saturadas por las insaturadas, se producía un 16 % menos de riesgo de cáncer de pulmón de células pequeñas y un 17 % menos de carcinoma de células escamosas.

"Mientras que la mejor manera de reducir el riesgo de cáncer de pulmón es no fumar, una dieta saludable también puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de pulmón. Específicamente, nuestros hallazgos sugieren que la reducción de la ingesta de grasas saturadas, especialmente entre los fumadores y fumadores recientes, puede ayudar a prevenir no solo las enfermedades cardiovasculares, sino también el cáncer de pulmón", han zanjado los expertos.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?