¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Síguenos Sigue la información sobre Televisión en Twitter Sigue la información sobre Televisión en Facebook

'Lolita tiene un plan'...y te va a hacer olvidar a Bertín Osborne

Analizamos el nuevo programa de TVE, a cargo de Lolita Flores

Lolita Flores, la nueva anfitriona de TVE /

Tras la fuga de Bertín Osborne y su posterior asentamiento en Telecinco, TVE tenía la obligación de buscar un nuevo formato de entrevistas que le devolviera a la cadena pública ese "gloria" que curiosamente le había dado el cantador de rancheras.

De esta necesidad nace Lolita tiene un plan, un programa en el que Lolita Flores pasa 24 horas con tres famosos para disfrutar de una distendida velada que guarda un nexo común: la profesión.

Si odias las sobremesas eternas no te apuntes al plan de Lolita

Lolita tiene un plan y es el siguiente: tres famosos de la misma disciplina visitan a la cantante en una casa alquilada y hablan largo y tendido sobre la profesión en cuestión.

Para su debut, la también jurado de Tu cara me suena invitó a Lola Herrera, Cayetana Guillén Cuervo y Adriana Ugarte, tres actrices de tres generaciones distintas que hablan de la vida en general y del mundo de la interpretación en particular, mientras comparten confidencias varias.

Se trata básicamente de un encuentro casual entre amigas en el que Lolita es una más en la conversación sin pretender serlo, marcando así una clara diferencia con Bertín Osborne. Precisamente es la química entre estas cuatro profesionales y la naturalidad con la que se suman a este plan televisado lo que retiene al espectador y lo mantiene en vilo.

El programa tiene sentimiento gracias a una anfitriona y tres huéspedes entregadas a la causa que se meten de lleno en esta tertulia y comparten con la audiencia las luces y las sombras de la profesión.

Pero la misma conversación que sirve de gancho durante los primeros platos y el suculento postre, se convierte poco a poco en una sobremesa demasiado extensa y a veces incluso intensa. Un error de estructura que hace palidecer el formato a ratos.

En este sentido, el espacio de Bertín Osborne resultaba más resolutivo al incluir la sección culinaria e intercalar más recursos a lo largo del programa.

La audiencia no se apunta al plan de Lolita

La audiencia es caprichosa e imprevisible, pero al final del día es la que decide. Y en este caso no quiso apuntarse al plan de Lolita.  Concretamente, el programa se estrenó este lunes con un flojo 8,6% de cuota de pantalla y 1.077.000 espectadores. Lógicamente los datos no harán el agosto a la cadena pública, incluso podrían entorpecer la posible renovación del formato.

No obstante, la labor de Lolita tiene un plan en la parrilla de La 1 no solo es necesaria, también encaja con la línea de entretenimiento que debería abordar TVE, dejando de lado esos pseudo-programas musicales que han malogrado la programación de la cadena a lo largo de toda la temporada.

El plan de Lolita requiere de remodelaciones, pero la materia prima es idónea para llegar a ser un buen formato de entrevistas que borre el recuerdo de Bertín Osborne que todavía alimenta TVE.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?