¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Condenados por el timo del tocomocho

Los dos condenados se trasladaron a Valladolid para intentar timar a gente: llevaban diez boletos del 'Cuponazo' con una lista que aseguraban que ese número había sido premiado, cuando era mentira, con el objetivo de vendérselos a sus víctimas

Imagen de la Guardia Civil alertando contra el timo del tocomocho /

La Justicia ha condenado a dos meses de prisión sustituibles por una multa a dos hombres que fueron detenidos en Valladolid hace dos años cuando se disponían a poner en marcha el conocido como timo del tocomocho: vender boletos del 'Cuponazo' de la ONCE a sus víctimas haciéndoles creer que habían sido premiados, cuando en realidad no era así. 

Según la sentencia de la Audiencia Provincial de Valladolid, que confirma la condena que les impuso inicialmente un juzgado de lo penal de la ciudad, los dos fueron detenidos en una calle cercana a la Plaza de Toros de Valladolid en julio de 2015. Agentes de Policía Nacional se acercaron al coche en el que estaban y descubrieron que llevaban hasta 800 euros en efectivo, diez boletos del número 37820 del 'Cuponazo' y una lista en la que ese número aparecía como premiado en el sorteo de ese mes con premios de hasta nueve millones de euros.

Los boletos eran auténticos, pero la propia ONCE confirmó al juzgado que ese número 37820 no había sido premiado, por lo que la Justicia concluyó que su objetivo era poner en marcha el timo del tocomocho en Valladolid: convencer a su víctima de que el boleto había sido premiado, y vendérselo a un precio muy alto cuando en realidad no podrá cobrar ningún premio. 

Calle de Valladolid donde fueron detenidos los dos condenados / Google Maps

La sentencia de hecho describe paso por paso cómo pretendían ejecutar la estafa: uno de ellos haría de "gancho uno" para abordar a su víctima y explicarle que "por motivos de urgencia" no puede ir a cobrar su boleto premiado. En ese momento, el "gancho dos" se une a la conversación y pone dinero de su bolsillo para terminar de convencer a la víctima, que compra el boleto pero descubre que no ha sido premiado. 

En este caso, los dos detenidos no llegaron a consumar la estafa por lo que la Justicia les condena por un delito de conspiración para cometer una estafa, imponiéndoles dos meses de cárcel que no tendrán que cumplir si hacen frente a una multa sustitutiva de 600 euros a cada uno. Se trata de una sentencia firme contra la que no cabe recurso. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?