¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Rajoy y la tristeza

En plenas vacaciones y cansado de las malas noticias, el presidente del Gobierno intenta insuflar optimismo con un discurso hasta motivacional

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo pasean por la localidad de Chantada, en Lugo. / ()

Eclipsada como está la agenda política con la crisis catalana y los escándalos de corrupción, el presidente del Gobierno se queja con frecuencia del protagonismo que tienen las malas noticias. Lo volvió a hacer este miércoles en Chantada, en Lugo, durante la celebración de una cadena hotelera: "A veces parece que lo que va mal es noticia y lo que va bien no es noticia nunca. Bueno, yo creo que hay muchas cosas en España de las que podemos sentirnos muy orgullosos".

El Gobierno lleva semanas intentando instalar la idea de la recuperación y lo bien que va la economía, pero el Gobierno es consciente de que no lo logra. Es un lamento constante entre los dirigentes del PP y por eso en el discurso Mariano Rajoy hay, más que un mensaje, un estado de ánimo. Por eso, lo primero que hizo notar en Lugo fueron sus "buenas vibraciones". "Estar hoy aquí es un gusto, este es un acto en positivo", dijo para empezar.

En plenas vacaciones de agosto, se percibe en Rajoy un tono casi motivacional, con tonalidades americanas: "El mundo lo hacemos las personas. Hay quien se cree que el mundo lo hacen las administraciones o el Estado, pero no. El mundo lo hacen las personas". "Todo el mundo tiene algo importante que hacer en su vida y simplemente con hacer bien tu trabajo, sea el que sea, te ayudarás a ti mismo, que es muy importante, pero también vas a ayudar a tu país".

Halagos del presidente a los empresarios, a los emprendendores. Halagos y recomendaciones, como en las charlas para directivos. "Cuando tú te tomas en serio tu trabajo ayudas a la empresa pero sobre todo te ayudas a ti mismo, porque eso significa que te tomas en serio a ti mismo. Y si tú quieres ser mejor y aprender más, será mejor para la empresa pero también para ti, y revela que también eres capaz de tomarte en serio".

Hubo en su discurso, claro, los mensajes para los medios, los llamamientos a los catalanes que tienen sensatez y mesura para que aparten a los radicales. Los mensajes políticos, en fin. Pero hay que detenerse en el estado de ánimo de Mariano Rajoy, que quiere que se hable más de las cosas buenas y menos de lo que entiende él que son las cosas malas. Esas a las que solemos llamar noticias.

Cargando

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?