¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Mery García: 'la Arguiñano' de YouTube

Más de 1,3 millones de personas siguen las recetas de esta 'vlogger' gaditana

Cuando estaba en tercero de la ESO, su profesora de francés le dio una receta de crepes y, al llegar a casa, los hizo y le salieron "superbien". Así empezó a cocinar Mery García, la vlogger de cocina con más seguidores de España (1,3 millones y subiendo). Una joven de Chiclana (Cádiz) que, con solo 24 años, ya multiplica en audiencia internauta a los cocineros más televisivos: Karlos Arguiñano, los hermanos Torres, David de Jorge (Robin Food), Alberto Chicote...

La receta más vista de su canal, Cocina para todos, es la de la Tarta de Oreo sin horno (más de 10 millones de visualizaciones). Y es que si los postres son su especialidad, estas célebres galletas son su particular perejil: churros de Oreo, batido de Oreo, cupcake de Oreo, bombones de Oreo... Pero, según cuenta por teléfono, aún le quedan cosas por inventar y, sin ir más lejos, este verano ha publicado una receta "fácil y sin horno" de tacos de Oreo.

Mery publica dos o tres recetas a la semana desde hace cinco años y, por el camino, ya ha sacado un libro y ha protagonizado varios programas en Canal Cocina. También participó en el concurso de Cuatro Deja sitio para el postre, una experiencia de solo una semana, allá por 2013, que recuerda como "algo caótica" y que no la ha dejado con demasiadas ganas de repetir.

"En programas como MasterChef no te dejan ir publicando vídeos, ni siquiera si ya los habías grabado antes", cuenta. "Si estoy donde estoy es gracias a YouTube y no voy a renunciar a eso por salir en televisión".

A veces, en Cocina para todos, también aparecen su hermano Juanma, quien se ocupa de grabar, editar y subir los vídeos, o su madre (Carmen), de quien ha aprendido algunos de los platos más clásicos de su repertorio. Pero lo que más éxito tiene (y lo que más le piden sus seguidores) son los postres y las guarradas: pizza, hamburguesas, platos con salchichas y otras adaptaciones de la comida rápida.

¿Cuál es el secreto del éxito? ¿La espontaneidad y la simpatía, quizás? "Eso me lo dicen mucho, pero también hay que tener mucha constancia y escuchar al público", responde. "Si subo una guarrada, gusta mucho. Si luego hago un gazpacho, me dicen que es muy sano, pero no tiene ni la mitad de comentarios o likes. Por eso animo a mis seguidores a me pidan recetas".

¿Y cómo son esos 1,3 millones de fans? "Mi público es más o menos de mi edad, pero también hay adolescentes, personas mayores o gente que se acaba de independizar y busca recetas ricas, rápidas y fáciles de hacer", cuenta. "De hecho, cuando voy a una firma de libros veo a muchos niños de tres o cuatro años".

Aunque ahora mismo le dedica el 100 % de su jornada laboral a Cocina para todos y a sus otros canales de YouTube y cuentas de redes sociales, Mery se graduó en enfermería y no descarta acabar ejerciendo. Pero si eso sucede, será más adelante porque en sus ilusiones más cercanas hay más mangas pasteleras que jeringuillas. Su sueño más inmediato, por ejemplo, consiste en seguir los pasos de uno de sus referentes, Alma Obregón, y abrir un taller de repostería en Chiclana.

Aunque no suele hablar de restaurantes, reconoce que le encanta la comida asiática y recomienda lugares como Streetxo (Madrid) o La Curiosidad de Mauro (Cádiz). Sitios a los que, a diferencia de lo que le pasa a otros youtubers españoles, aún puede ir sin que los accesos se colapsen. Para eso tendría que acercarse a los 25 millones de Elrubius y ella, de momento, no se ve con más de cuatro...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?