¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Así reacciona la gente al probar "el primer vino con té del mundo"

Los creadores de Poet han infusionado distintos tipos de té en vinos monovarietales de Aragón, Navarra o La Rioja

Las tres primeras referencias de vino con té: Soneto, Haiku y Ghazal. /

Taig McCarthy (San Sebastián, 1990) lleva años viviendo en Bilbao, pero cuenta que tiene "nombre de guiri" porque su padre es irlandés. Pese a su juventud, ya ha participado en varios proyectos curiosos, como el de la bebida anteriormente conocida como "vino azul", y ahora acaba de lanzar Poet, "el primer vino con té del mundo". Tres referencias —Soneto, Haiku y Ghazal— en las que mezcla monovarietales de chardonnay, merlot o garnacha con tres tipos distintos de té: Earl Grey (té negro inglés), Sencha (té verde japonés) y Chai Masala (té indio).

La idea surgió durante un viaje por India. "Conocí a un chico catalán que se llama Tadeo Cortés. Hicimos buenas migas y discutíamos mucho sobre qué mundo tiene más trasfondo cultural o más aromas: ¿el vino o el té?", explica McCarthy. "Luego decidimos dejar de discutir y empezar a trabajar juntos para unir las virtudes de ambas bebidas en busca de la experiencia gastronómica más exquisita".

Llevamos tres botellas de Poet a la tienda especializada en tés Spicy Yuli para que sus dueños y algunos clientes los probaran y opinaran... / P. PALACIOS / C. G. CANO

Aunque buscaron experiencias previas, no las encontraron, por lo que no les quedó otra que tirar de ensayo-error hasta dar con lo que buscaban. Un proceso que ha les ha llevado a alquilar tres bodegas de Navarra, Aragón y La Rioja —una para cada vino— en las que infusionar el té o las especias por separado y durante periodos que van de las dos horas a varios días. Pero después de acotar muchos excesos de amargor y de filtrar las mezclas, han hallado su particular equilibrio.

Según la información disponible en su web, Poet no contiene ingredientes artificiales, colorantes ni aromas, y "todo ha sido cultivado, cosechado y procesado de manera ecológica". Sus creadores, además, sugieren que "el pescado marida genial con Haiku" (té verde con vino blanco), que Soneto (té negro con vino tinto) combina "de maravilla con carnes rojas" y que Ghazal (té negro indio especiado con uvas merlot) sería "el compañero perfecto para la comida picante".

Tadeo Cortés y Taig McCarthy: los creadores del vino con té. / POET

El producto se ha puesto a la venta este verano con un precio por botella que varía en función de la cantidad adquirida, pero que ronda los 10 euros, y McCarthy presume de no haber recibido ningún comentario negativo procedente "de nadie que lo haya probado". De los que no lo han hecho, sí, claro: "¡Nos han tachado de locos! En India era todo muy abierto, pero al volver a España"...

Tal y como puede comprobarse en el vídeo que ilustra este artículo, las muestras facilitadas por los creadores de Poet han despertado reacciones de todo tipo en la tienda madrileña Spicy Yuli, especializada en té y especias. A algunos de los catadores les ha recordado el vino de Navidad y a otros les ha parecido que el té estaba poco presente, pero a todos les había llamado la atención la idea.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?