¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Europa se ha olvidado de Aylan

El 2 de septiembre de 2015 la imagen de un niño con camiseta roja y pantalón corto, tendido boca abajo a la orilla de una playa turca dio la vuelta al mundo. Hoy, apenas queda algo del movimiento de solidaridad hacia los refugiados que despertó la muerte de ese niño sirio.

Un agente de la gendarmería turca recoge el cadáver del menor fallecido cauando intentaba llegar a Europa con su familia. /

Dos años después de la imagen que removió las conciencias hasta de los políticos, lamentablemente, hemos sufrido un retroceso importantísimo, nos cuenta Paloma Favieres, Directora de Políticas y Campañas de CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado. La Comisión Europea ha ido aplicando cada vez medidas más restrictivas. Todos vimos, 25 días después de la tragedia, a los líderes europeos firmando unos acuerdos de reubicación de los refugiados que habían llegado en los meses anteriores, por miles, a las costas de Grecia y de Italia. Hoy la medida de ese fracaso nos la da el grado de cumplimiento de esos acuerdos. España ha cumplido el 11%, según esta portavoz de CEAR, y Europa en su conjunto el 24%.

Ese primer gesto ya no tendrá continuidad, sigue explicando Paloma Favieres, a partir de ahí Europa irá blindando sus fronteras y seis meses después firmaba un acuerdo con Turquía que devolver a ese país a los refugiados que hayan conseguido pasar la frontera.

Más reciente es el llamado “código de conducta” que Europa aprobó el pasado 4 de julio. Un código que en opinión de las ONGs que trabajan en la zona ayudando a los refugiados lo único que hace es criminalizar a estas organizaciones y poner límites a su intervención en la ayuda a los refugiados.

CEAR muestra también su preocupación por el discurso de algunos dirigentes políticos tratando de asociar los terminos refugiado y terrorismo. Confiamos, dicen desde la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, en que la sociedad española es solidaria y madura. Pero sí estamos detectando, añaden, es un cierto hastío y una sensación de impotencia entre la gente de la calle.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?