¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

¿Cocinar les hace sexis?

Un estudio de la web Adoptauntío.es incluye a la cocina entre las profesiones más deseadas por sus usuarias

De izquierda a derecha: Jordi Cruz, Franco Noriega, Jordi Roca y Jorge Brazalez. /

A las chicas les encanta que les hagan la cena. Eso es, al menos, lo que se desprende de un estudio de la web de contactos Adoptauntío.es, basado en las opiniones de sus usuarias españolas. Tanto es así que la de chef es, según esta información, una de las cinco profesiones que más ayudan a ligar. Sobre las otras cuatro —ingeniero, médico, arquitecto y empresario— ya había cierto consenso social, pero es probable que aún haya muchos cocineros sin enterarse de que su oficio puede haber superado en sex appeal al de bomberos, músicos o tenistas.

Un buen ejemplo es el bailenense Jesús Moral, chef de la Taberna de Miguel, ganador del premio Cocinero Revelación con solo 21 años y, según cuenta por teléfono, felizmente ennoviado. "Me gusta complacer a mi pareja con la comida, pero la verdad es que nunca he usado mi profesión para ligar", reconoce con cierta timidez. "La cocina se ha puesto de moda y puede ser que te pregunten, pero poco más. Aún no tenemos tanto tirón como los futbolistas".

Diego Gallegos, Cocinero Revelación 2015 y chef del restaurante Sollo de Fuengirola, está casado y espera un niño, pero se muestra de acuerdo con los resultados de la encuesta: "En mis tiempos la cocinaba no estaba de moda, pero ahora sí se nota demanda. En la cocina tenemos a un chico que usa páginas de internet para ligar y, si dice que trabaja en un estrella Michelin, le ayuda muchísimo. Desde que hay cocineros guapos saliendo por la tele, la profesión se valora más".

Jordi Roca, el respondable de los postres en el Celler de Can Roca, también incide en el papel de la televisión: "Mi hermano Joan siempre dice que cuando iba a la disco no se atrevía a decir que era cocinero por que las chicas no le hacían caso. Pero eso ha cambiado, quizás gracias a los programas de cocina".

MasterChef ha contribuido a forjar la imagen del cocinero sexy. Uno de los miembros del jurado, Jordi Cruz, llegó a protagonizar la portada de la revista Men's Health (sin camiseta ni chaquetilla). Y Jorge Brazalez, el exfutbolista que ganó la última edición del concurso, ha generado titulares en los también se le llama MisterChef. Pero el paradigma del cocinero atractivo quizá sea el modelo peruano Franco Noriega, propietario del restaurante neoyorquino Baby Brasa y célebre, sobre todo, por sus tutoriales de cocina con ropa ceñida o, directamente, sin ella.

"En mi caso funcionó porque yo, a Ale, mi mujer, la conocí cocinando. ¡Y al revés también porque ella cocina de miedo!", detalla el pequeño de los hermanos Roca, impulsor de las heladerías Rocambolesc. "Es muy cierto que se puede conquistar a la pareja por el estómago. El amor es ciego, pero no tonto, y sabe lo que es bueno".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?