¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Ryanair cambia su política de equipaje de mano: así es como te puede afectar

Estos cambios serán efectivos a partir del 1 de noviembre

Ryanair cambia su política. / ()

La política de incluir dos bultos en el avión para aquellas personas que no facturan se termina. La compañía de bajo coste Ryanair ha decidido, después de que muchos viajeros se hayan aprovechado del servicio de maletas de transporte gratuito que ofrece la empresa, cambiar su política de equipaje de mano con el objetivo de mejorar su servicio, tal y como han confirmado en un comunicado.

Según la compañía, los altos factores de carga (hasta un 97% en agosto) y la falta de espacio en la cabina para este volumen de bolsas de mano han provocado retrasos tanto en el embarque como en el vuelo, razón por la que han decidido llevar a cabo este cambio en la política del equipaje de mano.

Cómo llevar dos bultos a bordo

A partir del 1 de noviembre, fecha en la que entrará en vigor estos cambios, las maletas grandes irán a la bodega. Mientras tanto, el segundo bulto irá junto al viajero en la cabina del avión: "Los clientes regulares solo podrán traer una bolsa pequeña de transporte a bordo del avión, mientras que la segunda maleta deberá ser colocada en la bodega, sin cargo adicional."

No obstante, existe una forma para llevar dos bultos a bordo. Se trata del servicio de prioridad de embarque. Gracias a este servicio adicional, que podrá adquirirse por 5 euros en el momento de la reserva, el pasajero podrá subir el segundo bulto a cabina.

El peso del equipaje facturado aumenta

Al mismo tiempo, y con el objetivo de que sean más las personas que opten por facturar, la compañía ha informado de que el peso del equipaje facturado aumenta de 15 kilogramos a 20. Según Kenny Jacobs, de Ryanair, esta medida reducirá el gran volumen de viajeros que vuelan con dos bolsas: "Creemos que ofrecer bolsas más grandes con tarifas reducidas ayudará a más clientes a considerar la posibilidad de facturar una maleta, lo que reducirá el gran volumen de clientes que tenemos con dos bultos en las puertas de embarque, lo que está causando retrasos en los vuelos debido a un gran número de bultos tanto en la puerta como en la cabina".

Al mismo tiempo, también ha anunciado que el coste de la tarifa base por facturar una maleta de 20 kilogramos se reducirá de 35 euros a 25. La compañía confirma que perderán 50 millones de euros al año debido a esta solución, aunque espera que sea beneficioso para la comodidad de los pasajeros.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?