¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Susbríbete a nuestra newsletter

Por qué Dakota del Norte odia las tapas

La 'app' de citas Hater ha creado un mapa con las fobias gastronómicas de EE UU

Mapa de las fobias gastronómicas de EE UU. /

En Dakota del Norte odian las tapas y en Delaware, la pizza hawaina. Más que en el resto del mundo, al menos. Eso es lo que se desprende del mapa de tirrias gastronómicas elaborado por la app de citas Hater, que no basa su algoritmo de recomendación parejil en gustos y aficiones, sino en lo que sus usuarios no tragan.

Hater empezó geolocalizando fobias generalistas, pero luego, a petición de The Daily Meal, decidió centrarse en la comida y la bebida, confeccionando un segundo mapa de lo más curioso. En Nueva Jersey, por ejemplo, no soportan el vino de gasolinera, mientras que en Arkansas no pueden con el cilantro y en Oklahoma se la tienen jurada a las hamburguesas vegetarianas. Pero en el caso de Dakota del Norte, su fobia coincide en los dos mapas: ¡lo que más odian son las tapas!

No se trata de un estudio científico, ni siquiera de una encuesta representativa de toda la población, pero los datos resultan llamativos. ¿Qué tienen los dakoteños en contra de las patatas bravas, de las croquetas o de la ensaladilla rusa? El español Jesús García Martín, que trabaja como profesor en la Universidad de Dakota del Norte, se muestra sorprendido y, en todo caso, lo acahaca al desconocimiento.

"La gente ni siquiera tiene la noción de lo que es una tapa y solamente mis estudiantes tienen la gran suerte de que les haga un par de tortillas de patata", señala. "Por Grand Forks y en Fargo [dos de las ciudades más pobladas], nada de nada. Y he oído que hay un sitio en Bismark [la capital], pero aún no he ido. Supongo que algún día me acercaré por allí, pero seguramente será muy decepcionante".

Alicia Underlee Nelson vive en West Fargo y, además de escribir sobre tendencias y gastronomía en Prairie Style File, ha colaborado como fotógrafa y cronista con el periódico USA Today o la agencia Reuters, entre otros medios. Su opinión es similar a la de García Martín: "En realidad, no creo que la mayoría de los nordakoteños odien las tapas. Creo, sencillamente, ¡que no saben lo que esa palabra significa!".

Underlee cuenta que en Dakota del Norte, como en el resto del país, vive gente llegada de todo el mundo y que, de hecho, su estado lidera el ránking nacional de acogida de refugiados, lo cual se está notando en los platos nepalís o africanos que ofrecen muchos de los nuevos restaurantes. Tampoco es difícil dar con sitios especializados en cocina india, mexicana, italiana o tailandesa, según cuenta, pero su cocina tradicional son más bien "nuevas reinterpretaciones de platos traídos por inmigrantes escandinavos o alemanes y, por supuesto, nativos americanos".

Entre las especialidades dakoteñas, destaca las patatas con carne (sobre todo, de bisonte) o el hotdish (una especie de cocido con carne, verdura y pasta, arroz o patatas). Pero también asegura que en los partidos de fútbol americano se comen muchas albóndigas con salsa barbacoa y que muchas cartas incluyen aceitunas, tablas de quesos o calamares fritos. "¡Nunca he conocido a alguien a quien no le gusten las tapas!", dice. "¿A quién puede no gustarle picar algo antes de comer?".

José Andrés, el gran referente de la cocina española en EE UU, ya ha abierto más de 20 restaurantes por todo el país y en algunos de ellos —los de su marca Jaleo— ofrece tapas de chistorra, croquetas o gambas al ajillo. Pero su expansión aún no ha llegado a Dakota del Norte. Ahora puede tomarse la información recopilada por Hater como una pista disuasoria o, por lo contrario, como un reto estimulante...

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?