¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La Diada de Pedro Sánchez

  • El líder socialista convoca a los alcaldes del PSC un día después del 11S para cerrar filas contra el referéndum
  • Es uno de los hitos de su intensa agenda catalana en esta semana clave que acaba el domingo con Iceta en el Día de la Rosa

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. / ()

El PSC fue una pieza clave en la reelección de Pedro Sánchez en la primarias y ahora es total la implicación del líder socialista con el PSC ante la amenaza de ruptura de Cataluña. El secretario general socialista dedicó la última semana de agosto, tras los atentados de las Ramblas y Cambrils, a una amplia agenda de contactos Cataluña y ahora, en la semana de la Diada, va a ser él quien lidere allí la estrategia del PSC: se pondrá delante de los alcaldes y concejales del PSC este martes para engrasar la estrategia de rechazo al referéndum del 1 de octubre. La agenda catalana de Sánchez se completa con la participación en un desayuno informativo de El Periódico, también este martes, y con su intervención el domingo en la muy especial edición de este año del Día de la Rosa de los socialistas catalanes. El líder del PSOE está con el Gobierno contra la vulneración de la ley, sí, pero sin renunciar a reforzar su posición en Cataluña

Bajo el lema Votar sin garantías? Que no cuenten conmigo, Pedro Sánchez convoca al centenar de regidores y a los centenares de concejales para cerrar filas contra los planes del Govern para el 1-O. No lo hace en cualquier sitio. La cumbre municipal de Sánchez con el PSC se va a celebrar en Santa Coloma de Gramanet, el municipio que gobierna Nuria Parlón, encargada en la Ejecutiva de Pedro Sánchez de la gestión de la política local y defensora, en el pasado, del derecho a decidir. El pasado viernes, Parlón ya transmitió por carta al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y su número dos, Oriol Junqueras, que no pondrá a disposición de la Administración autonómica locales municipales para instalar las urnas del referéndum, un rechazo que las direcciones del PSOE y del PSC quieren amarrar en el acto que ultiman en Santa Coloma.

Hasta la fecha, Sánchez e Iceta han dicho no contemplar el escenario de que un regidor socialista ceda y se salte la ley. Solo antes del verano el portavoz de Ferraz, Óscar Puente, patinó en su defensa al derecho que a "título personal", según dijo, tienen los alcaldes a participar en el referéndum pero fue eso, en cualquier caso, una declaración que inmediatamente rectificó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que rechazó que, en circunstancias como éstas, pueda ningún regidor socialista obviar en ningún momento su condición de cargo público. Salvo este episodio, las cúpulas socialistas han negado la mayor y han evitado hablar de posibles sanciones para quienes incumplan porque, según sostiene, los munícipes socialistas cumplirán. Para eso, para cerrar filas, está prevista el acto de la tarde del martes con Sánchez a la cabeza.

Antes, por la mañana, con las portadas aún calientes tras esta Diada previa a la fecha prevista para el referéndum, Pedro Sánchez arrancará la jornada en Barcelona con una intervención ante periodistas, políticos, empresarios y representantes de la sociedad civil catalana, en los desayunos de El Periódico de Cataluña, en una semana en la que, según su equipo, estará muy pendiente de todo lo que ocurra en esa comunidad autónoma. ¿Su mensaje? Que tiene que defenderse el Estado de Derecho y también articular una salida política a través de la "apertura urgente del diálogo", tal y como consta en la iniciaitva que el PSOE registró la semana pasada en el Congreso para impulsar el debate sobre el modelo territorial.

Sánchez regresa a Barcelona con un logro que los socialistas consideran que no es menor: el visto bueno, al menos informal, de Mariano Rajoy para que se constituya esta comisión después del 1-O. Si la propuesta socialista sale adelante en los términos que plantea el PSOE, de esa comisión tienen que salir propuestas que se voten en el Pleno de la Cámara Baja.

El broche a la semana catalana de Sánchez se producirá el domingo, en la celebración del tradicional Día de la Rosa del PSC. En plena encrucijada por el desafío soberanista, el líder del PSOE quiere mantener prietas y movilizadas a las filas de los socialistas en Cataluña, territorio en el que Ferraz pretende recuperar posiciones si esto incierto septiembre termina en una convocatoria electoral. La dirección federal está absolutamente satisfecha con el papel que está jugando Miquel Iceta en el enrevesado tablero político catalán y manejan como hipótesis posible que el PSC pueda recuperar posiciones y convertirse en segunda fuerza política en el Parlament, desplazando a Ciudadanos. La formación naranja obtuvo en 2015 cinco puntos y nueve escaños más que los socialistas, relegados a tercera fuerza política en unas elecciones ya articuladas en torno al eje de la independencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?