¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Referéndum 1 de Octubre

PP, PSOE y Cs, divididos por una iniciativa sobre el referéndum

  • La propuesta de Ciudadanos pide que la Cámara manifieste su apoyo al Gobierno ante el "golpe" a la democracia en Cataluña
  • El PSOE asegura que no necesita "hacerse fotos" para demostrar su compromiso con el cumplimiento de la Ley
  • El PP anticipa su voto a favor y Podemos avisa de que el Gobierno está alentando el "choque de trenes"

()

Ciudadanos tratará de conseguir en el Congreso de los Diputados la fotografía a tres, con PP y PSOE, que no consiguió la semana pasada en el Palacio de la Moncloa. El partido de Albert Rivera ha impulsado una iniciativa con la que pretende que todos los partidos "se retraten" mostrando, o no, su apoyo al Gobierno en todas las medidas que tome para evitar la consulta del 1 de octubre en Cataluña. El debate, que se producirá el martes de la semana que viene, se prevé bronco. De hecho, la proposición provocará previsiblemente una imagen contraria a la que busca el partido de Rivera. PP, PSOE y Ciudadanos podrían acabar votando distinto.

En el texto relata, los que según Ciudadanos, son los hechos previos que han provocado esta situación de "grave crisis institucional". El partido fecha en el 9 de noviembre de 2014 el inicio "de la radicalización del Gobierno catalán independentista". Ese día se organizó y celebró la primera "consulta ilegal", pese a las advertencias en contrario de los diversos poderes e instituciones del Estado. A partir de ahí, el grupo liderado por Albert Rivera cita la declaración del Parlament con la que se daba “inicio al proceso de creación del Estado catalán independiente” o la intención de proclamar una República mediante la convocatoria de un referéndum el 1 de octubre.

En el relato de los hechos, Ciudadanos no incluye ninguna referencia a la campaña del Partido Popular contra la reforma del Estatut de Cataluña aprobado por el Parlament en 2006. Tampoco recoge las críticas a la actitud del Gobierno de Rajoy ante la consulta del 9 de noviembre y que el propio Albert Rivera ha expresado en otras ocasiones.

La iniciativa insta finalmente al Congreso de los Diputados a manifestar su apoyo al Gobierno y a la administración de Justicia en la "defensa de la legalidad democrática en Cataluña y, en particular, en todas aquellas medidas que sean necesarias y adoptadas de manera proporcional para impedir la organización del referéndum de secesión de Cataluña". Además, muestra su respaldo a los "funcionarios y ciudadanos que garantizan y cumplen la seguridad, los derechos y las libertades de todos los españoles". Por último, invita al Ejecutivo de Mariano Rajoy a impedir "la utilización de recursos públicos en la realización de todos aquellos actos destinados a la promoción" de la consulta.

Polémica a la vista

La mera aceptación de la iniciativa ha servido para demostrar que su debate, que se celebrará la semana que viene, será polémico. En Ciudadanos reconocen que su intención con esta propuesta es forzar que todos los partidos "se retraten" y digan si están o no junto al Gobierno frente al desafío planteado por la Generalitat. El PP se ha adherido rápidamente a la propuesta, pero el resto de grupos del arco parlamentario han mostrado sus dudas sobre la oportunidad de la medida.

Aunque el PSOE no ha adelantado el sentido de su voto, sí ha querido acusar a Ciudadanos de buscar la foto. "No necesitamos llevar una proposición no de ley, ni hacernos una foto para que quede claro nuestro apoyo al Gobierno, por tanto, frente a grupos que actúan queriendo ver fotos, la posición del PSOE es clara e inequívoca y va a defender todo lo que sea apoyar la legalidad", ha dicho Margarita Robles que mostraba su sorpresa ante la iniciativa del grupo liderado por Albert Rivera.

Por su parte, Podemos ha insistido en que el Gobierno está actuando "como un contendiente más en una escalada de tensión política que no está llevando a ninguna solución". Según su portavoz, Irene Montero, es evidente que "ante quienes buscan el choque de trenes la solución más sensata es no alimentar ese choque, no usar a los jueces y a los tribunales como herramienta para sustituir el trabajo que tenemos que hacer los políticos y convocar un referéndum pactado que permita que decidan los ciudadanos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?