¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Eslovenia destroza a España y la envía a la lucha por el bronce

El equipo de Sergio Scariolo quedó eliminado de la final al caer ante los eslovenos por (72-92)

Vidmar consigue una canasta fácil ante España / ()

Eslovenia arrasó a España en la semifinal (72-92), que tendrá que luchar por el bronce con el perdedor del Rusia - Serbia. El equipo de Igor Kokoskov machacó a triples a los españoles que no tuvieron su mejor día ante la canasta. Goran Dragic y Luka Doncic volvieron a hacer un partidazo.

El partido comenzó con problemas para España. La Selección era incapaz defender los tiros de los eslovenos. Sobre todo desde más allá de la línea de 6,25. Los Dragic, Doncic, Prepelic,... estaban fundiendo a España a base de triples.

Los Gasol intentaron mantener el ritmo de los eslovenos, pero la selección española se marchó abajo en el marcador al final del primer cuarto (19-25). Tocaba reaccionar para intentar igualar el choque.

Juancho Hernángomez intenta conseguir una canasta ante Eslovenia / TOLGA BOZOGLU (EFE)

En el segundo cuarto, un inspirado Willy Hernángomez permitió a España acercarse un poco más en el luminoso a los eslovenos, pero la eficacia del equipo de Igor Kokoskov seguía siendo abismal y España seguía por debajo. Encima, Doncic, que no había estado fino en el primer cuarto, se salió en el segundo.

Pasaban los minutos y parecía casi de ficción lo de Eslovenia: llevaban 10 de 14 en triples, lo que les permitó irse 9 arriba ante España (38-47). Pero ahí apareció de nuevo Pau Gasol para meter un gran triple que dejó a España con mejor sabor de boca antes del descanso (45-49).

Eslovenia se lo estaba creyendo y de qué manera. El descanso, lejos de relajarles, les propulsó a salir con más convicción a la segunda parte: seguían enchufando canastas desde todos lados.

El tercer cuarto fue un suplicio para los de Scariolo. A Eslovenia le entraban todas y España no conseguía penetrar en su defensa. La diferencia en el marcador superaba los 10 puntos y al final del cuarto, la Selección caía por 16 (57-93).

En el último cuarto, España trató de darlo todo para lograr la épica, pero la distancia era prácticamente insalvable y ellos, lógicamente, no aflojaban. La diferencia era ya superior a los 20 puntos y la esperanza se acababa en el banquillo español.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?