¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

OBITUARIOMuere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Liga Santander | Jornada 04

El Eibar gana al Leganés gracias al cabezazo de Gálvez

El equipo vasco ganó 1-0 al Leganés gracias al único gol de Gálvez con asistencia de Inui

El jugador del Eibar Alejandro Gálvez celebra tras marcar el primer gol ante el Leganés. / ()

El Eibar se impuso esta noche al Leganés (1-0) en un choque que recordó viejos tiempos, con un fútbol gris, meteorología adversa y escasez de goles.

Los armeros celebraron por todo lo alto el 70 aniversario de la inauguración de Ipurúa y lograron tres puntos que alejan cualquier tipo de fantasma antes de su visita al Camp Nou.

FICHA TÉCNICA

1 - Eibar: Dmitrovic; Capa, Oliveira, Gálvez, Cote; Dani García, Jordán (Charles, min.86); Bebé (Arbilla, min.62), Kike (Escalante, min. 76), Inui y Enrich.

0 - Leganés: Cuéllar; Bustinza, Mantovani, Ezequiel (Mauro Dos Santos, min. 12), Siovas, Rico; Omar Ramos (Beauvue), Darko; Gabriel, Guerrero y Naranjo (Amrabat, min. 80).

Gol: 1-0, m.52: Gálvez.

Árbitro. Martínez Munuera (colegio valenciano). Amonestó por el Eibar a Dani García y Oliveira, y por el Leganés a Darko, Mauro, Rico y Siovas.

Incidencias: Partido de la cuarta jornada disputado en el estadio Ipurúa ante 4.986 espectadores.

La primera parte deparó muy poco fútbol vistoso. El Eibar salió al césped intentando ganar el centro del campo y llevar la manija del juego, pero Garitano había diseñado un buen plan para no dejar a los armeros acercarse a la portería de Cuéllar.

Así, el único peligro del Eibar llegó con un par de internadas de Capa por la banda derecha, sin consecuencias.

El Leganés tuvo en el primer acto a un muy buen Omar Ramos como su hombre más incisivo. De sus botas salieron los dos acercamientos más peligrosos de los visitantes, que tampoco eran capaces de inquietar a Dmitrovic.

La segunda parte arrancó con intensa lluvia. Ya se preveía más abierta con la salida de ambos equipos, tratando de ir más al ataque que en los primeros 45 minutos.

Y no tardó en romperse el partido, cuando Gálvez siguió una jugada que él mismo había iniciado desde el centro de la defensa y cabeceó a la red un centro de Inui, para dar calor a unas gradas contagiadas hasta ese momento por el ambiente invernal.

El propio jugador nipón tuvo una clara ocasión en una cabalgada desde su campo, pero disparó por encima del travesaño de la portería de Cuéllar y el Eibar se empezaba a gustar.

Garitano movió sus fichas en el banquillo y Mendilibar le contestó buscando un mayor control del centro del campo ante la previsible avalancha del Leganés en pos del empate.

Pese a ello, los armeros supieron dormir el partido y no dieron ninguna opción a su rival.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?