¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Champions League

Batshuayi condena al Atlético en el descuento

El equipo rojiblanco cae ante el Chelsea en su primer partido de Champions en el Wanda Metropolitano

Griezmann, en el césped del Wanda Metropolitano / ()

Era ésta una fecha importante. La del estreno del Wanda Metropolitano ni más ni menos que en la Champions League. Para tan magna cita no hubo un invitado cualquiera. Sino el de todo un campeón de la Premier y candidato serio a ser campeón allá por el mes de mayo.

FICHA TÉCNICA:

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe; Saúl, Thomas (Giménez, m. 77), Koke; Correa (Gaitán, m. 70), Griezmann y Carrasco (Torres, m. 69).

Chelsea: Courtois; Azpilicueta, David Luiz, Cahill; Moses, Bakayoko, Cesc (Christensen, m. 85), Kante, Marcos Alonso; Hazard (Willian, m. 80) y Morata (Batshuayi, m. 80).

Goles: 1-0, m. 40: Griezmann, de penalti. 1-1, m. 60: Morata peina un centro perfecto de Hazard. 1-2, m. 94: Batshuayi culmina una jugada colectiva.

Árbitro: Cunet Cakyr (Turquía). Amonestó a los locales Thomas (m. 46) y Griezmann (m. 54) y al visitante David Luiz (m. 39).

Incidencias: partido correspondiente a la segunda jornada del grupo C de la Liga de Campeones, disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 66.000 espectadores, con presencia de unos 2.300 aficionados del Chelsea.

Este Chelsea de Conte, al que tanta luz brillante no le deslumbra en absoluto, salió al campo en plan campeón, atenazó al Atlético y terminó a lo grande. Con un gol en el descuento que dejó tumbado en la lona al Atlético del Cholo que se vio desbordando durante muchos momentos del partido. 

Dominó desde el inicio el equipo 'blue' cada faceta del equipo. Ocupó el campo, atosigó al Atlético y lo arrinconó. Las ocasiones no tardaron en llegar. Tuvo una primera Hazard, otra segunda Morata y una tercera y más clara que las anteriores de Hazard de nuevo. El belga estampó la bola en la esquina de la meta de Oblak con un duro zapatazo.

El Cholo maldecía en la banda de ese Circo Romano, como él lo bautizó, por el poco control que tenía su equipo y por las pocas soluciones que encontraba para cambiar la situación. Llamaba a Griezmann para decirle algo al oído. Gritaba a Lucas y a Thomas desde el banquillo... 

La congoja no se le fue del cuerpo a los jugadores rojiblancos hasta pasada la media hora de partido cuando un centro de Juanfran a punto estuvo de encontrar a Griezmann, que no pudo rematar por muy poco.

Era el primer acercamiento de los del Cholo a la meta de Courtois en la que iba de partido. En la segunda, justo después, David Luiz agarró de manera descarada y burda a Lucas Hernández después de un saque de esquina. Penalti claro que el árbitro, Cunet Cakyr, no dudó en pitar. Lo tiró y marcó Griezmann. De nuevo Griezmann.

Fue el francés quien estrenó el marcador en Liga y de nuevo él el que lo hizo en Champions. Como en su tiempo hiciera con el Calderón ni más ni menos que Luis Aragonés, mito de la hinchada rojiblanca.

En el primer tiro que hizo entre los tres palos el Atlético hizo gol. Quedaban entonces cinco minutos para el descanso. Aún en el descuento del primer acto los rojiblancos pudieron hacer el segundo. Una buena combinación de los del Cholo terminó con un tiro potente de Koke que Courtois rechazó como pudo. El balón lo cazó Saúl cuyo disparo se fue por poco a la derecha de la meta del belga.

A la vuelta de vestuarios los rojiblancos defendieron con uñas y dientes esa renta mínima y en apenas seis minutos vieron dos amarillas. Una Thomas y otra Griezmann. Mientras, Morata seguía a lo suyo. El ex madridista ha comenzado el curso exhibiendo todas sus virtudes y esta noche volvió a demostrarlo. Lo intentó con varios remates de cabeza, hasta que al cuarto de hora consiguió batir a Oblak precisamente con un gran testarazo después de un centro de Hazard.

Justo después pudo hacer el segundo de los ‘blue’ otro español de este ‘spanish’ Chelsea, Cesc Fàbregas. Y de nuevo Morata tuvo otras dos. Pero el Atlético supo aguantar bien las embestidas aplacar cada golpe... hasta en el descuento.

Fue justo ahí, cuando el partido ya agonizaba, cuando vino la sentencia del Chelsea con un tanto de Batshuayi que dio la victoria a los de Conte y dejó a los rojiblancos con las manos vacías. 

Así ha sido el partido:

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?