¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El plan para viajar en cohete a cualquier parte del mundo en menos de una hora

La nueva nave de Elon Musk pretende conectar Londres con Los Ángeles en 30 minutos

En 2012, Elon Musk presentaba el proyecto Hyperloop. Un tren supersónico, que posteriormente sería bautizado como el quinto medio de transporte, capaz de alcanzar velocidades de hasta 1.200 kilómetros por hora para unir ciudades como Madrid y París en tan solo una hora. Cuatro años más tarde, en 2016, la compañía Hyperloop One comenzaba su etapa de desarrollo.

A pesar de ser uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía, Elon Musk quiere más. Por esa misma razón, el fundador de Space X y Tesla ha presentado en el Congreso Internacional de Astronáutica (IAC) que se ha celebrado este jueves en Adelaida (Australia), su plan para conectar cualquier ciudad del mundo en menos de una hora.

El cohete como medio de transporte

Durante su comparecencia en el IAC, Elon Musk revelaba sus planes para colonizar Marte en 2022. Para llegar hasta el planeta rojo, el empresario presentaba el BFR, (acrónimo de Big Fucking Rocket). Se trata de un vehículo creado a partir de las características del 'Falcon 9', el 'Heavy' y el 'Dragon'', los tres cohetes probados hasta ahora en Space X, y con un tamaño muy superior al Saturno V, el transbordador utilizado por la NASA en los programas Apolo y Skylab.

No obstante, Musk sorprendía al mundo al revelar que este transbordador espacial también sería utilizado por la compañía para transportar pasajeros de una parte del mundo a otra. El cohete despegaría desde un punto, subiendo a una altura suficiente de la atmósfera para que esta no oponga resistencia, y se dirigiría a su destino a velocidades de hasta 27.000 kilómetros por hora. Tras llegar a la su destino, el transbordador aterrizaría en vertical, al igual que el Falcon 9 actual.

Tres cohetes en uno

Por lo tanto, el BFR será un cohete creado a partir del Falcon 9, el Falcon Heavy y la cápsula Dragon, los tres proyectos principales de SpaceX. Gracias a ello, la compañía puede desarrollar un cohete reutilizable que puede ser lanzado hasta en doce ocasiones.

En lo que respecta a sus características, el Big Fucking Rocket tendrá 48 metros de largo y nueve de diámetro. El cohete contará con un aforo para alrededor de 100 personas repartidas en más de 40 cabinas e incluirá grandes áreas comunes y un sistema de entretenimiento para los pasajeros. Por lo tanto, el plan de Musk es el de conectar al mundo en menos de una hora.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?