¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fiscalía investiga por delitos de odio y amenazas la expulsión de los policías de los hoteles

La Fiscalía General del Estado abre diligencias por delitos de amenazas contra las personas que pudieron incitar a expulsar policías y guardias civiles de los hoteles de las localidades catalanas de Calella y Pineda del Mar

La Guardia Civil abandonando un hotel en Calella. / ()

El fiscal especial para delitos de odio y discriminación de Barcelona se va a encargar de investigar si los Ayuntamientos de Calella y Pineda de Mar amenazaron a los responsables de los hoteles donde se alojan agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para expulsarlos de sus instalaciones o de lo contrario cerrarían los establecimientos durante cinco años.

DOCUMENTO

Moncloa confirma que dos hoteles expulsaron a policías ante las amenazas del Ayuntamiento de Pineda de cerrarlos

La fiscalía general considera que los hechos, de ser ciertos, podrían ser constitutivos de los delitos de amenazas, coacciones y delitos cometidos con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas "por la pertenencia de los afectados a la nación española".

Lo primero que ha solicitado el fiscal a la policía, es que practique todas las diligencias que permitan "la comprobación de los hechos, su esclarecimiento y la identificación de sus autores".

La Fiscalía de Barcelona ha visto a través de los medios de comunicación que las amenazas podría tener su origen en los responsables municipales implicados que se reunieron con los hoteleros pero desde las dos residencias en Pineda, han desmentido haber sido amenazados y defienden que "en ningún caso ha habido ninguna medida de presión a la hora de tomar esta decisión".

El Ayuntamiento y los dos hoteles han asegurado que los agentes dejarán los establecimientos este mismo martes "por razones de seguridad y con la finalidad de garantizar la convivencia del municipio", después de las protestas ciudadanas a su puertas para pedir que se vayan.

En un comunicado sostienen que los agentes han tenido "un comportamiento ejemplar durante toda su estancia", y que su salida estaba prevista para el jueves, pero que tras los acontecimientos que han sucedido desde el domingo, el gobierno municipal y los establecimientos, conjuntamente, han planteado adelantar la salida.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?