¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DIRECTOSigue en directo en 'A Vivir' el segundo episodio de #VidasEnterradas

El fallecido ex primer ministro británico Edward Heat, vinculado con varios casos de pederastia

La Policía ha publicado un informe sobre una investigación que ha durado dos años

Si estuviera aún vivo, el que fue primer ministro conservador británico, Edward Heath, sería interrogado por las acusaciones de violación y agresiones sexuales a dos chicos menores de edad. A esa conclusión ha llegado la Policía de Wiltshire, al suroeste de Inglaterra, que ha publicado un informe sobre la investigación del caso en el que han trabajado a lo largo de dos años y ha costado 1,12 millones de euros.

“Las acusaciones presentadas contra él son muy serias y provienen de un número significativo de personas”, ha declarado el jefe de la policía de Wiltshire, al suroeste de Inglaterra), Mike Veale. El informe resume dos años de investigación sobre el político conservador, que estuvo al frente del gobierno británico entre 1970 y 1974 y murió en el 2005 a la edad de 89 años.

De acuerdo con la policía, de las 42 acusaciones presentadas contra él, siete poseen suficiente credibilidad como para que, de seguir vivió, Heath fuera interrogado. Entre esos casos figura la violación de un niño de 11 años, y las agresiones sexuales a un menor de 10 años y otro de 15, cometidos todos ellos durante encuentros “pagados”. Otras 19 acusaciones no tienen suficiente base y 10 más han sido presentadas por testigos indirectos. Ninguna de las supuestas agresiones tuvieron lugar cuando estaba al frente del gobierno.

La Policía ha dejado claro que la investigación no pretendía determinar la culpabilidad o inocencia de Heath. El objetivo de la llamada Operación Conifer era establecer si había pruebas suficientes para haberle interrogado y su conclusión es que las había. Heat es la figura política más importante implicada en las acusaciones de pedofilia desde el 2012, con el affaire de la estrella de la televisión, Jimmy Savile, sospechoso de haber cometido centenares de agresiones y otras figuras del mundo del espectáculo y la política.

El exsecretario de Heath, Lord Armstrong, ha señalado que el informe “ni justifica, ni disipa”, “la nube de la sospecha” sobre el antiguo primer ministro, que permaneció soltero toda su vida. Amigos y colegas cercanos a él le describen como una persona “completamente asexuada” y no creen en las denuncias. “Todos los que conocieron a Sir Edward Heath o trabajaron con él, sin excepción, están convencidos de que las denuncias de abusos de menores no tienen fundamento”, declaró Armstrong.

Un total de 14 diferentes fuerzas policiales en el Reino Unido participan en Operación Conifer y entre sus manos tiene 42 acusaciones contra 40 individuos diferentes, por supuestas ofensas cometidas entre 1956 y 1992. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?