¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un historiador catalán, contrario al nacionalismo, presidirá a los rectores españoles

Roberto Fernández Díaz, rector de la Universidad de Lleida y actual vicepresidente de la Conferencia de Rectores, encabeza la única candidatura.

En primer plano, Roberto Fernández, rector de la universidad de Lleida y único candidato a presidir la Conferencia de Rectores universidades españolas (CRUE) /

Hay pocas cosas menos emocionantes que unas elecciones con un único candidato. Con el resultado cantado hay poco que añadir. En pleno desafio independentista catalán, sin embargo, la designación del presidente de la Conferencia de Rectores, máximo órgano de representación de las universidades y donde es habitual que se presente una única lista, se ha convertido en una elección cargada de simbolismo.

Roberto Fernández Díaz (Hospitalet de Llobregat, 1954), rector de la universidad de Lleida y vicepresidente de la Conferencia de Rectores (CRUE), encabeza la única candidatura que se votará este miércoles en Madrid. Eso supone que menos de 24 horas después del crucial pleno del Parlament de este martes, en el que el president Puigdemont puede declarar unilateralmente la independencia de Cataluña, un rector catalán será elegido para presidir a todos los rectores españoles

El rector de la universidad de Lleida, Doctor en Historia Moderna, es un hombre que no comparte las ideas nacionalistas. En el año 2015 el ministerio de Cultura le concedió Premio Nacional de Historia por su obra Cataluña y el absolutismo borbónico. Entonces declaró a la agencia EFE: "Las ideologías no pueden utilizar a la historia como un instrumento para cimentar sus propios intereses. Mi obra trata de decirle a los ciudadanos que para crecer en libertad deben tener el conocimiento más científico posible del pasado, y que eso hace que una sociedad tenga los pies de hierro y no de barro". El jurado argumento el galardón “por su excelente revisión en torno a un importante debate historiográfico y por la aplicación rigurosa de la metodología crítica y profesional frente a la instrumentalización pública y política de los hechos históricos”. También el ministro Íñigo Méndez de Vigo destacó en su felicitación pública que la obra es “una aportación fundamental a la historia de Cataluña y de España que desmitifica y desbarata los falsos tópicos en los que los independentistas catalanes fundamentan sus argumentos”. En una entrevista al diario El País poco antes Fernández Díaz dijo, preguntado por la manipulación de la historia: "Hemos crecido con la Historia de España manipulada por la ideología del franquismo". "Ha habido manipulación en la Historia de España y de Cataluña. Hay historiadores catalanes (o se llaman así; hay de todo) que tienen un proyecto de país y buscan que la historia les dé la razón. Y fabrican más memoria que historia".

El rector de la universidad de Lleida, Roberto Fernández, (a la derecha) durante el acto de investidura del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol como doctor honoris causa en 2011. / EFE/David Besora

Como rector Fernández Díaz también se ha desmarcado del independentismo y del apoyo al referéndum secesionista del 1-O. El pasado junio el Consejo de Gobierno de la universidad, en la que estudian 11.300 estudiantes y dan clase más de 1.000 profesores, rechazó sumarse al Pacto Nacional por el referéndum, al que ya se habían unido otras universidades públicas catalanas como la de Barcelona, la Politécnica de Cataluña, la Pompeu Fabra o la Rovira y Virgili de Tarragona. En aquella reunión Fernández Diaz aseguró que la Universidad de Lleida (UdL): "Ni se pronuncia ni se pronunciará sobre las diversas políticas partidarias de nuestro país. Solo lo hace en caso de que afecte a los intereses de la UdL o del sistema universitario catalán. La obligación institucional del rector es mantener la neutralidad política de la UdL", según informa Europa Press. Miembros de la comunidad universitaria recogieron más de 700 firmas en el campus que entregaron al rector para pedirle que reconsiderara su adhesión. Finalmente el pasado 26 de septiembre el claustro de la universidad aprobó una declaración institucional de apoyo al referéndum a pesar del voto en contra del rector y su equipo de Gobierno. La UdL se ha sumado más recientemente al llamamiento al diálogo y la mediación realizada por el Colegio de Abogados de Barcelona.

La candidatura de Fernández Díaz, ratificada a finales de julio, recibió a finales de septiembre en Madrid el respaldo del comité permanente de la CRUE a pocos días de 1-O y con el conflicto catalán empezando a arreciar. En ese encuentro el rector y vicepresidente llego a plantear la posibilidad de retirarse si suponía algún problema para el resto de universidades que él presidiera la CRUE según han asegurado asistentes a esa reunión. Otros de los presentes afirman que fue una pregunta retórica pero confirman que lo planteó.

Para el actual presidente de CRUE, Segundo Píriz, rector de la universidad de Extremadura, su candidatura no sólo no es inoportuna sino todo lo contrario: " Creo que si un rector de una universidad pública de Cataluña va a ser elegido, como va a ocurrir, por sus compañeros rectores y rectoras de las universidades como presidente de CRUE va en la línea del dialogo, de la integración y del sentido común". Durante la presentación del informe La Universidad Española en Cifras 2015-16  este lunes en Madrid,  Píriz añadió que Fernández será nombrado presidente de los rectores pase lo que pase en el Parlament el martes: "El 11 de octubre habrá elecciones, la asamblea está fijada a las cuatro de la tarde y en el punto cuarto está fijada la elección del presidente". "Vamos a actuar en un marco de normalidad. No soy adivino, no sé lo que va a pasar, espero que sea lo mejor para nuestro país, y lo que va a hacer CRUE el miércoles es nombrar presidente al rector de la Universidad de Lleida", añadió. Sin embargo la incertidumbre de estos días respecto al futuro se acabó colando en sus palabras: "Lo que pase en el futuro yo no lo sé.  Lo que deseo es que esté sus dos años como presidente de la CRUE y que tenga mucha suerte y lo haga muy bien porque eso, sin duda, redundará en el progreso del sistema universitario español".

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?