¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El tribunal del caso Pretoria se retira a deliberar

Listo para sentencia el juicio Pretoria que sienta en el banquillo a Alavedra y Prenafeta por operaciones urbanísticas irregulares en Barcelona

 

El tribunal ha finalizado el juicio de la trama Pretoria que sienta en el banquillo de los acusados a once personas, entre ellas Macià Alavedra y Lluis Prenafeta, dos ex altos cargos de la etapa de Jordi Pujol al frente de la Generalitat, por haber realizado tres operaciones urbanísticas de presuntamente de forma irregular en el área metropolitana de Barcelona entre 2001 y 2009. Ambos han reconocido los hechos relatados por Anticorrupción y han llegado a un pacto con los acusados, por el que pide para ellos una pena de cárcel de dos años (rebaja en cuatro la petición inicial) por cobrar comisiones del cuatro por ciento en las operaciones.

En la última sesión ninguno de los once acusados ha hecho uso de su turno de palabra al que tienen derecho y han confirmado la petición de absolución que han defendido sus abogados-

La fiscal Anticorrupción Ana Cuenca elevó su petición de prisión para el principal acusado, Luis Garcia,  a 13 años de cárcel y solicitó una multa de 26 millones de euros por los delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito continuado de cohecho y falsedad en documento oficial.

Según el relato del Ministerio Público, la trama habría defraudado 45 millones de euros en tres pelotazos urbanísticos desarrollados en Santa Coloma de Gramenet (Operación Pallaresa), Sant Andreu de Llavaneres (Operación Niesma) y Badalona, desarrollada en el Puerto deportivo de dicha localidad. Los dos hombres fuertes de Pujol no han hecho uso de su turno último de palabra tras su pacto con la Fiscalía para evitar la cárcel

 

La vista oral que arrancó en marzo

La fiscal Anticorrupción Ana Cuenca elevó su petición de prisión para el principal acusado el empresario Luis García alias 'Luigi', a 13 años de cárcel y le solicito una multa de 26 millones de euros por los delitos de tráfico de influencias, blanqueo de capitales, delito continuado de cohecho y falsedad en documento oficial. Dijo de él que extendía sus tentáculos a todos los ayuntamientos de Cataluña, especialmente al de Santa Coloma de Gramenet, que manejaba "como si fuera el propio alcalde" consiguiendo intervenir en las adjudicaciones públicas para luego llevarse comisiones ilegales.

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?