¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tres millones de euros en oro y plata se pierden cada año en las cloacas de Suiza

Un estudio descubre que aproximadamente 43 kilogramos de oro se pierden a través de las aguas residuales del país

La cantidad de oro que se pierde por las aguas residuales es importante. / ()

El pasado mes de septiembre, la Fiscalía de la localidad suiza de Ginebra investigaba la localización de cerca de 83.000 euros en billetes de alta denominación en un retrete del banco UBS y en los baños de tres restaurantes cercanos. De hecho, la enorme cantidad de billetes llegó a atascar los baños, provocando así las quejas de los clientes que sacaron a luz este suceso.

Ahora, un estudio ha dado a conocer que cada año se genera una gran fortuna en las cloacas del país. Los investigadores del Instituto Federal Suizo para las Ciencias y Tecnologías Acuáticas han revelado que, durante el tratamiento del oro en las refinerías suizas, se pierden muchos residuos de oro, que acaban en las aguas residuales del país.

43 kilogramos de oro y 3.000 kilos de plata

Según explica el grupo de investigadores, cada año se pierden 43 kilogramos de oro en las aguas residuales del país. Una cantidad de oro valorada en más de 1,5 millones de euros, según la cotización del kilo de oro en el mercado actual. Al mismo tiempo, el equipo también ha dado a conocer que se pierden hasta 3.000 kilos de plata, unos 1,4 millones de euros.

Por lo tanto, se estima que cerca de tres millones de euros, en forma de residuos de oro y plata, se pierden cada año por las aguas residuales de las cloacas suizas. No obstante, tal y como aseguran los investigadores, parte de ese oro podría ser recuperado, especialmente en aquellas zonas donde la concentración de oro es mayor.

El 70% del oro mundial pasa por Suiza

En la actualidad, más del 70% del oro mundial pasa por las refinerías suizas. Durante el tratamiento de este mineral en los establecimientos se pierden pequeños residuos de oro, que acaba en las aguas residuales. Dado que las refinerías tratan una gran cantidad de oro a lo largo del año, estos pequeños residuos que derivan de cada mineral acaban convirtiéndose en una importante cantidad de oro.

El grupo de investigación ha explicado que esta cantidad de oro no supone un riesgo para la salud pública. No obstante, sí que supone un problema para la sociedad suiza, quien ve cómo se pierden más de tres millones de euros al año por el desagüe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?