La jueza deja en libertad al mayor Trapero pero le impone medidas cautelares

  • La Fiscalía pedía prisión incondicional para el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero
  • La jueza rechaza la prisión pedida por el fiscal para la intendente de los Mossos pero le impone medidas cautelares
  • El mayor Trapero y los líderes independentistas comparecen junto a la intendente Laplana como imputados por un delito de sedición, después del nuevo informe de la Guardia Civil que revela la “hoja de ruta” del independentismo y el papel de la mayoría de los imputados en el mismo, así como la “inacción flagrante” de los Mossos dirigidos por Trapero el 1-O
  • La jueza decreta prisión sin fianza para los líderes de la ANC y Òmnium

Libertad para Trapero en contra del criterio de la Fiscalía. / ATLAS

La jueza de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, ha acordado la libertad para el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, sin imponer fianza alguna y en contra del criterio de la Fiscalía, porque la propia denuncia del Ministerio Público circunscribía los hechos a lo acontecido durante los días 20 y 21 de septiembre, cuando la comisión judicial fue asediada durante los registros en Barcelona.

Por tanto, casi todos los graves acontecimientos narrados por el último informe de la Guardia Civil que se refieren preferentemente al 1 de octubre, quedan fuera de la investigación y no pueden ser atribuidos a los imputados salvo que tenga lugar una ampliación de la denuncia.

En cualquier caso, en su auto la juez Lamela concluye que las explicaciones de Trapero en el interrogatorio “coinciden en parte” con las formuladas por los testigos, ya que abrió pasillos para la comisión judicial que no fueron utilizados por ésta; y que no actuaron contra los concentrados porque debido a la gran cantidad de personas, podría haber generado “una grave alteración del orden público sin consecuencias prácticas”.

La Fiscalía pedía la prisión provisional para Trapero por la gravedad de su conducta, agravada por su cargo, la reiteración delictiva por los hechos del 20 de septiembre y el 1 de octubre, y el mayor riesgo de reiteración delictiva si quedaba en libertad. La jueza dice que ese riesgo de reiteración delictiva no puede esgrimirse como argumento, porque los hechos quedan circunscritos al 20 y 21 de septiembre, sin perjuicio de que pueda ampliarse la denuncia y se tengan en cuenta definitivamente los hechos, que en cualquier caso considera de especial gravedad, porque “existen elementos que vinculan a Trapero” con la estrategia separatista.

Josep Lluís Trapero, a la salida de la Audiencia Nacional / ANNA PUNSÍ

La jueza Carmen Lamela también ha rechazado antes la petición de la Fiscalía, que reclamaba la prisión provisional eludible bajo una fianza de 40.000 euros para la intendente de los Mossos, Teresa Laplana, al término de su declaración. La magistrada ha acordado su libertad sin fianza alguna, no obstante, ha fijado medidas cautelas como la prohibición de abandonar territorio nacinal y la obligación de comparecer periódicamente en los juzgados más cercanos.

Los líderes de la ANC y Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, han entrado entre los gritos de “traidores” y “golpistas” de varias personas apostadas en la aledaña calle Génova, y vitoreados ya a la puerta de entrada por diputados de ERC, PdCat y En Comú Podem, que exclamaban a coro “no esteu sols”: “no estáis solos”.

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, los líderes de la ANC y de Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, y la intendente de los Mossos, Teresa Laplana son los cuatro imputados a los que se suman las declaraciones de tres testigos, dos guardias civiles y la secretaria judicial que fueron asediados por una multitud de personas el pasado 20 de septiembre en la Consejería de Economía.

Están siendo interrogados por la Fiscalía y la juez Lamela por ese informe de la Guardia Civil, que destaca la “flagrante inacción” de los Mossos a la hora de ejecutar la orden de clausurar los colegios e incautar las urnas el pasado 1 de octubre. Ese informe atribuye a Trapero un “papel ejecutor” en la hoja de ruta de la independencia, y sostiene que la pasividad de los Mossos obedece a un plan premeditado que solo podía proceder del mayor Trapero, en conexión directa con los miembros del comité estratégico de la secesión, Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart. A estos dos últimos, el informe otorga un papel “esencial” en la hoja de ruta independentista y la jueza ha decretado para ellos prisión sin fianza.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?