¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Consejos básicos para ahorrar hasta un 30% al año en la factura de la luz

Se consigue siguiendo algunas recomendaciones unidas a un cambio en el hábito de consumo

El cambio en los hábitos de consumo hace bajar la tarifa eléctrica. /

La demanda de electricidad aún no ha llegado a los picos habituales del invierno, pero la pasada tarde, entre las siete y las ocho,  el kilovatio hora se cobró a 18 céntimos, 6 más de lo que valía apenas dos horas antes. Supuso el nivel más alto  de la tarifa regulada en lo que va del año. La falta de lluvias es una de las razones que explican el incremento. Con independencia de la subida, es posible ahorrar hasta un 30% en la factura de luz, si seguimos estos consejos que explica Jorge Morales, miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético. 

1. Ajustar la potencia contratada.

Es decir, que no salten los plomos. Para eso, no debemos poner varios electrodomésticos a la vez como el microondas y el horno. Tener un poco de orden. En cada kilovatio que se baja se puede ahorrar 50 euros al año. 

2. Quedarse en la tarifa oficial del Gobierno.

Jorge asegura que este aspecto es fundamental. Más de un millón de familias aceptan ofertas de alguna compañía eléctrica cada año. Lo que están observando desde su plataforma es que sale mal, que la oferta más barata continúa siendo la tarifa oficial, la tarifa refugio del Gobierno.

3. Discriminación horaria.

Es una tarifa un poco especial que consiste en que se paga menos durante catorce horas al día. Hasta menos de la mitad de la tarifa normal, a costa de pagar un 30% más en las diez horas restantes. Esto le sale más barato a la mayor parte de las familias. La mayoría no lo saben y sigue contratando una tarifa general.

Tabla de discriminación horaria. / OCU

4. Cambio en los hábitos de consumo.

La forma ideal de completar estas tres primeras medidas con un cambio en los hábitos de consumo. El suma y sigue en el ahorro se produce si ponemos lavadoras o concentramos las horas de cocinar a las horas que son más baratas. Entonces el ahorro es muy superior. Simplemente con cambiarse a la tarifa de discriminación horaria se consigue un 30% de ahorro, según explica Jorge Morales.

5. Descartar servicios adicionales. 

La OCU ofrece otras pautas recomendables a seguir que incluyen no contratar servicios adicionales como, por ejemplo: revisiones de la instalación eléctrica o seguros de pago.

6. Bono social.

Revisar si cumple los requisitos del bono social y solicitarlo si puede, es siempre la mejor alternativa.

Los hogares concentran un 50% de su consumo en el horario valle, aquellas horas del día donde el consumo es más económico, y bastaría con tener un consumo de un 30% en ese horario valle para empezar a ahorrar, según la Organización de Consumidores y Usuarios que insiste en su recomendación de optar por la tarifa de discriminación horaria. El cambio en la factura tiene un coste de 11 euros y el ahorro es elevado. 


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?