¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

SER y estar bien

¿Por qué dejamos para mañana lo que podemos hacer hoy?

Procrastinar no es lo mismo vaguear y hay una razón científica que explica por qué nuestro cerebro necesita perder el tiempo antes de realizar actividades complejas.

¿Es lo mismo procrastinar que vaguear? La RAE define procrastinar como diferir o aplazar, sin embargo en su uso más coloquial tiene la connotación de perder el tiempo.

En Mañana Empiezo, de Podium Podcast, la pedagoga especializada en neurociencia Marta Romo ha explicado qué procesos cerebrales hay detrás de la procrastinación. "Procrastinar es retrasar una tarea importante mientras te dedicas a otras cosas menos importantes, no es lo mismo que vaguear".

La clave para combatir la procrastinación pasa por entrenar nuestra atención, "la atención se entrena con practica diaria, generando un hábito. Si todos los días te acostumbras a tener momentos de atención plena, te sale solo ".

Planificar la pérdida de tiempo para optimizar nuestro rendimiento intelectual

Sin embargo hay una razón científica detrás de la procrastinación, Romo asegura que cuando retrasamos una actividad que implica un rendimiento mental mayor, en realidad estamos preparando nuestro cerebro para ello porque no podemos pasar de cero a cien: "cuando tienes que hacer una tarea difícil tu cerebro tiene que estar a pleno rendimiento. Antes de llegar a ese pleno rendimiento necesita estar a una frecuencia más baja que se producen cuando estamos tranquilos, pero no dormidos, haciendo cosas intrascendentes."

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?