¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La NASA revela los sonidos más escalofriantes del Sistema Solar

Con motivo de la celebración de Halloween, la NASA difunde una recopilación de sonidos registrados por sus naves

Ilustración del planeta Kepler-16b. /

Aprovechando la celebración de la noche de Halloween, la NASA ha difundido a través de su cuenta de Soundcloud algunos de los sonidos más escalofriantes recogidos por la administración durante los últimos años: "A tiempo para Halloween, hemos creado una compilación de 'sonidos' elusivos de planetas aulladores y silbidos de helio que seguramente harán que tu piel se erice".

Además de captar imágenes, las naves e instrumentos que exploran el Sistema Solar también cuentan con la tecnología necesaria como para capturar emisiones de radio. Tras convertir estas emisiones en ondas sonoras, los científicos son capaces de dar sonido a lo recogido anteriormente por las naves, con escalofriantes resultados.

Los sonidos más escalofriantes del Sistema Solar

Esta lista de reproducción, compuesta por 22 pistas, cuenta con sonidos asombrosos como el 'rugido' de Júpiter, las emisiones de radio de Saturno, las ondas de plasma y el sonido dejado por el cometa Tempel 1. Junto a cada uno de los sonidos, la NASA explica el origen de los mismos y cuándo se produjeron.

Sobre el rugido de Júpiter, la NASA revela que fue recogido en junio de 2016, cuando la nave espacial Juno cruzó el límite del inmenso campo magnético del planeta. Este sonido representa el momento en el encuentro entre Juno y el arco del choque de Júpiter. Capturar este momento es posible gracias a la sonificación de datos.

Otros sonidos característicos

En lo que respecta a las ondas de plasma, la administración explica que, gracias al instrumento EMFISIS, incorporado en las sondas Van Allen, fueron capaces de registrar este sonido que se asemeja al de las rugientes olas del océano.

La NASA también ha explicado las emisiones de radio de Saturno. Gracias a la nave espacial Cassini, que se desintegró el pasado 15 de septiembre, la administración fue capaz de captar las ondas de radio de este planeta, que están estrechamente relacionadas con las auroras que se sitúan cerca de los polos del planeta (muy similares a los de la Tierra).

Por último, la NASA también ha dado a conocer el origen del sonido dejado por el cometa Tempel 1. Estas ondas de radio fueron captadas en febrero de 2011 por la nave espacial Stardust, que muestra un ruido arrojado por partículas de polvo y pequeñas rocas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?