¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Secretario de Comercio de EEUU y sus negocios con empresas cercanas a Putin

Miembros del gobierno de Estados Unidos, asesores del presidente y grandes donantes de los partidos participan en empresas offshore y tienen negocios vinculados con el Kremlin según los Paradise Papers

El Secretario de Comercio de EEUU, Wilbur Rossy , junto a Donald Trump. / ()

El entorno de Donald Trump vuelve a estar en el punto de mira por sus conexiones con el gobierno ruso. Las últimas evidencias aparecen en los documentos obtenidos por el Suddeutchse Zeitung y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), llamadas 'Paradise Papers', que revelan que más de una decena de personas cercanas a Donald Trump tiene participación en empresas basadas en paraísos fiscales o han hecho negocios vinculados al Kremlin.

Es el caso del Secretario de Comercio, Wilbur Ross. Según esta información tiene una participación en una compañía naviera que, desde 2014, ha ingresado más de 68 millones de dólares provenientes de una productora de gas rusa, co-propiedad del yerno del presidente Vladimir Putin, Kirill Shamalov.

Por otro lado, un magnate ruso, Yuri Milner, que vive en Silicon Valley, invirtió cerca de un millón de dólares en una firma de bienes raíces co-fundada por Jared Kushner, asesor y yerno de Donald Trump, con dinero proveniente de instituciones financieras del Kremlin. Este multimillonario recibió además 191 millones de dólares del banco VTB, una entidad estatal rusa, que invirtió en Twitter. Y Gazprom, la energética rusa, financió mil millones de dólares que Milner gastó en acciones de Facebook.

Una información muy delicada en estos momentos para Donald Trump

Se trata de una información muy delicada en estos momentos para Donald Trump, que está siendo objeto de una investigación federal por la presunta conexión entre su círculo más íntimo y el gobierno ruso, con el objetivo de interferir en las elecciones que le hicieron presidente.

Además, los grandes donantes de los partidos estadounidenses aparecen en los documentos como propietarios de compañías en paraísos fiscales. Es el caso de Randal Quarles, donante de la campaña de Donald Trump, que trabajó para dos compañías basadas en Islas Caimán y Bermuda. El gran donante Demócrata, George Soros, también posee una red de entidades offshore, según esta publicación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?