¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Facebook mueve ficha para evitar que los desnudos sean compartidos por terceros

Una medida que tiene como objetivo acabar con el conocido como 'revenge porn'

Facebook trata de acabar con el 'Revenge Porn' en sus redes sociales. / ()

Facebook quiere acabar con el 'revenge porn' en sus redes sociales. Una tendencia que consiste en compartir desnudos a través de las redes sociales de personas que enviaron fotos o vídeos de forma consensuada a sus parejas. Tras finalizar la relación, como venganza, un reducido número de personas optan por compartir estas fotografías comprometidas con sus seguidores, una tendencia con la que Facebook quiere acabar.

Así lo ha dado a conocer el diario ABC News, que asegura que Facebook ha comenzado a trabajar con el gobierno de Australia (donde una de cada cinco mujeres de entre 18 y 45 años son víctimas de este tipo de abusos) en una nueva opción para evitar que se compartan imágenes sexuales o íntimas sin el consentimiento del sujeto, una práctica que es considerada delito en cada vez más países.

La medida para combatir el 'revenge porn'

Gracias a esta nueva opción, las víctimas del "abuso basado en imágenes" podrán tomar medidas antes de que las fotos sean publicadas en Facebook, Messenger o Instagram. Para ello, tan solo tendrán que enviarse a sí mismos las imágenes a través de Facebook Messenger y reportar que se han publicado "sin consentimiento o de forma maliciosa".

Una vez hecho esto, Facebook utilizará la tecnología para descifrar esta imagen. A continuación, la red social creará una huella o un enlace sobre la misma para que (de cara al futuro) ninguna persona pueda subirla nuevamente a cualquiera de estas plataformas. Por lo tanto, nadie podrá compartir imágenes de desnudos.

Facebook no guardará la imagen

A pesar de que el usuario tendrá que enviar la imagen a Facebook, la red social no se quedará con ella. La compañía asegura que este procedimiento es un proceso automático y que, por lo tanto, no almacena ningún desnudo. El algoritmo de la red social se queda con la firma digital del vídeo o la fotografía y no la almacena en sus registros. Tan solo es una medida preventiva para evitar que terceros suban dicha imagen.

El programa piloto se llevará a cabo en Australia. Mientras tanto, se espera que esta novedad llegue próximamente a otros países como Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?