¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El primer autobús autónomo que opera en EEUU se estrena con accidente

El vehículo se chocó contra un camión que circulaba a baja velocidad

El vehículo recorriendo las calles de Las Vegas. / Navya

El primer autobús autónomo de la ciudad de Las Vegas, diseñado para transportar a sus pasajeros por el famoso Strip, ha tenido un accidente este miércoles en su primer viaje con pasajeros, tal y como ha informado la BBC. Este vehículo, que llevaba a varias personas, ha impactado contra un camión que circulaba a baja velocidad, provocando varios daños en ambos vehículos.

No obstante, no ha habido que lamentar heridos, tal y como ha informado la compañía. El responsable de la empresa, Jack Radke, ha explicado a la BBC que la culpa del accidente fue del conductor del camión: "El camión de reparto salía de un callejón. Fue entonces cuando el autobús hizo lo que estaba programado para hacer y se detuvo. Lamentablemente, el chofer del camión no paró, provocando así el accidente".

El autobús vuelve a la carretera este jueves

El responsable de la compañía ha reconocido que el accidente fue un "raspón" y que el autobús volverá a la carretera este jueves. Para asegurar que el vehículo está en perfectas condiciones, la compañía ha decidido someter al autobús a una revisión rutinaria, que ha superado sin problema alguno.

Este autobús con forma oval, capaz de llevar hasta 12 pasajeros, cuenta con asistente y un monitor de ordenador. No obstante, carece de volante y pedales de frenos, por lo que nadie puede actuar y ponerse al mando del vehículo ante un problema inminente. El vehículo incorpora un servicio de GPS, sensores electrónicos para las aceras y otro tipo de tecnología para funcionar.

Un primer viaje muy esperado

Antes de chocar contra el camión, docenas de personas habían formado en línea en el centro de Las Vegas para pasear a bordo de esta lanzadera de forma gratuita. No obstante, tan solo doce personas pudieron "disfrutar" de este primer viaje que acabó en accidente.

El vehículo, aunque puede alcanzar hasta 45 kilómetros por hora, suele circular a unos 25 kilómetros por hora. Por lo tanto, no circula a una velocidad tan alta como para provocar grandes incidentes. A pesar de ello, el vehículo es capaz de reaccionar a factores externos para frenar en caso de que algún vehículo o persona se cruce en su camino.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?