¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Donald Trump cumple su promesa de revertir el deshielo con Cuba e impone nuevas restricciones

Los estadounidenses tienen prohibido a partir de hoy hacer negocios comerciales con 180 empresas cubanas y los viajes particulares que no tengan “carácter académico”

Turistas viajan en un auto descapotable en La Habana (Cuba). / ()

La normalización de las relaciones entre La Habana y Washington está más lejos hoy que hace dos años cuando Barak Obama y Raúl Castro desempolvaban la diplomacia entre sus gobiernos y acordaron medidas de acercamiento, pequeñas pero muy significativas, después de darse la espalda durante medio siglo.

Este jueves entran en vigor las nuevas restricciones que impone la administración de Donald Trump, dirigidas al comercio y al turismo. El objetivo, según ha confirmado un funcionario de la Casa Blanca en una conferencia con periodistas, es evitar que los miembros del gobierno cubano se enriquezcan con dólares estadounidenses y alentar la libertad económica del pueblo.

Las nuevas medidas que entran hoy en vigor se traducen en que los estadounidenses tendrán prohibido hacer transacciones comerciales con empresas cubanas controladas por los servicios militares, de inteligencia y de seguridad, agrupados bajo el conglomerado empresarial GAESA. Se estima que son un 60% del total, entre las que se incluyen hoteles, restaurantes y agencias de turismo. El Departamento de Estado ha hecho pública una lista con las empresas vetadas.

Además los viajes particulares estarán prohibidos a no ser que tengan “un carácter académico”. Las aerolíneas y cruceros estadounidenses van a seguir funcionando, de hecho los viajes de turismo organizados por tour-operadores estadounidenses se mantienen pero tienen que ser autorizados por el departamento del Tesoro y deben ir acompañados por un representante asignado.

En la última etapa del gobierno de Barak Obama, la Casa Blanca facilitó las relaciones comerciales con las empresas controladas por GAESA y retiró a Cuba de la lista de países que promueven el terrorismo.

El anuncio de estas nuevas restricciones complica la relación entre los dos gobiernos, muy tensa desde los supuestos ataques acústicos cometidos contra el personal de la embajada estadounidense y sus familiares en La Habana, que ha derivado en la expulsión de más de la mitad del personal de la embajada Cubana en Washington.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?