¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

15.000 científicos piden salvar la Tierra

“Pronto será demasiado tarde”, advierten en el manifiesto que han difundido hoy y que coincide con el 25 aniversario de la primera carta en la que investigadores de todo el mundo advertían a la humanidad sobre la destrucción de nuestro planeta.

Imagen de Nueva Delhi (India) que muestra los elevados índices de contaminación del aire que provocan los coches y los sistemas de combustión que usan carbón. / ()

En los últimos 25 años, se ha reducido un 26% la cantidad de agua dulce disponible en nuestro planeta, han aumentado un 75% el número de zonas muertas en el océano y se ha perdido un tercio de las poblaciones mamíferos, reptiles, anfibios, aves y peces.

Con datos tan dramáticos como éstos, 15.000 investigadores de 184 países acaban de lanzar un “segundo aviso” para intentar salvar la Tierra.

En 1992, más de 1.700 científicos (incluido un buen número de premios Nobel) difundieron una carta llamada "Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad". En esta misiva, todos ellos mostraron su preocupación por la destrucción de la capa de ozono, la pérdida de bosques, el cambio climático y la extinción de las especies.

Ahora, un nuevo colectivo de investigadores de 184 países (cuyo número multiplica casi por diez al grupo original de científicos “preocupados” en la década de los 90 del siglo pasado) ha revisado los problemas descritos en 1992 y ha constatado que, si exceptuamos la estabilización de la capa de ozono, "la humanidad no ha logrado avanzar lo suficiente en la resolución de los desafíos medioambientales y, lo que es más alarmante, la mayoría de ellos están empeorando".

Solución

Pero no sólo describen los problemas, sino que también aportan una lista de las posibles soluciones. Por ejemplo, en el manifiesto se propone aumentar el número de zonas verdes protegidas, reducir el desperdicio de alimentos, evitar la extinción de las especies salvajes y promover las energías renovables.

No poner en práctica estas medidas, advierten, llevaría a la humanidad a la miseria. Y el manifiesto sigue con esta especie de S.O.S: "pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de nuestra trayectoria fallida, y el tiempo se acaba. Debemos reconocer, en nuestra vida cotidiana y en nuestras instituciones de gobierno, que la Tierra es nuestro único hogar".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?