¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La canción de amor de Duterte a Trump

El desatado presidente de Filipinas, que este año es anfitrión de la cumbre ASEAN, se lanzó a cantar una canción de amor dedicada al presidente de EEUU, Donald Trump

La sonrisa de Trump con los líderes del Asean, a un lado el primer ministro de Vietnan y al otro el presidente de Filipinas en el tradicional apretón de manos / ()

Rodrigo Duterte es el presidente de Filipinas. Antes de contarles su última aventura, les recuerdo que entre sus logros está el haber llamado hijo de puta a Barack Obama, además de apreciaciones xenófobas contra el embajador norteamericano en Manila, insultar al papa a quien dijo que volviera al Vaticano y no pisara de nuevo Filipinas. Otra de sus lindezas fue fantasear con una violación y justificar el hecho agresivo porque la mujer era muy guapa.

Con los periodistas su relación no es especialmente buena, y les amenaza de modo habitual incluso en las ruedas de prensa si le hacen preguntas incómodas. Tampoco muestra respeto alguno por los derechos humanos y le ha dicho al enviado especial de la ONU si que vuelve por allí a criticar sus métodos, no saldrá del país. En el plano fantoche, este individuo ha reconocido haber matado personalmente a varias personas y de llevar a cabo una supuesta lucha contra el narcotráfico que permite a policías y a los propios vecinos ajusticiar a los presuntos traficantes sin juicio ni detención.

Puestos en antecedentes de quien es Rodrigo Duterte, en estos días también es el anfitrión de la Cumbre de ASEAN que reúne a los líderes de naciones del sudeste asiático, pero que participan mandatarios de medio mundo y es uno de los encuentros de fomento de intercambio económico y cooperación de mayor nivel. Trump había dicho antes de ir a Filipinas, que le iba a preguntar a Duterte sobre la cuestión de los Derechos Humanos y las denuncias continuas de violaciones en su país por parte de las autoridades. Pero una vez allí, el asunto de los derechos humanos se aparcó, y Donald Trump dice que mantienen una excelente relación con Duterte callándose cualquier crítica a la guerra antidroga que el presidente filipino está auspiciando en su país.

“Excelente relación” y “fantástica organización del evento por parte del gobierno de Filipinas” dijo Trump que habló con Duterte del terrorismo del grupo Estado Islámico que afecta al sur de Filipinas, las drogas ilegales y el comercio. Y aunque el tema de los derechos humanos salió brevemente en el contexto de la conversación enmarcado en la lucha contra las drogas ilegales en Filipinas, según la portavoz del presidente, aunque durante la rueda de prensa, ambos decidieron ignorar las preguntas al respecto.

Rodrigo Duterte en el año y cuatro meses que lleva en el cargo ha dejado más de 6.000 muertos de los cuales 4.000 los ha matado la Policía, en su peculiar lucha contra las drogas, lucha que el presidente Trump ha elogiado por su eficacia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?