¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un investigador de Elcano alerta de que el 'procés' complica la lucha antiterrorista

El investigador principal del Real Instituto Elcano, Fernando Reinares, ha asegurado que la tensión en Cataluña ha provocado “un problema real de cooperación” en la lucha antiterrorista

Imagen de arhivo de una de las anteriores operaciones contra el terrorismo yihadista en Cataluña /

Durante la presentación del informe del Instituto sobre yihadismo en España, Reinares ha destacado que el control las comunidades salafistas en Cataluña se ha visto perjudicado por el ‘procés’ en lo que respecta a la detención de procesos de radicalización y desmantelamiento de dichas células. El 40% de los terroristas detenidos o muertos en España vivía en Cataluña, según el informe.

Entre 2013 y 2017, 230 terroristas yihadistas fueron detenidos o perdieron la vida en España, según el informe Actividad yihadista en España, 2013-2017, publicado este martes por el Real Instituto Elcano. El trabajo, realizado por Fernando Reinares y Carola García Calvo, analiza el perfil de los terroristas detenidos en los últimos cuatro años, así como el de las células en las que operaban. Según el informe, el 25% de los yihadistas vivía en Barcelona, seguido de Ceuta (15%), Madrid (14%), Melilla y Girona (ambas con un 7%) y Alicante (4,5%). En cuanto al origen de los detenidos, eran básicamente de nacionalidad marroquí (47,6%) y española (36,6%).

Las células en España

Nueve de cada diez yihadistas pertenecía a una red o grupo terrorista, mientras que sólo uno de cada diez actuaba como “lobo solitario”. Los 69 grupos detectados en España, apenas se relacionaban entre sí y actuaban de manera estanca y autónoma. 47 de ellas realizaban funciones de adoctrinamiento y 27 podian enviar combatientes al extranjero. Aunque la mayoría de los detenidos tenía como referencia a organizaciones como el Estado Islámico y Al Qaeda para perpetrar sus ataques, la gran inmensa mayoría de las células no estaban relacionadas de manera directa con esos grupos terroristas: sólo el 1% de los yihadistas detenidos pertenecía a células integradas en grupos internacionales. Por su parte, el 73% lo hacía en células enlazadas con estos grupos, y el 25%, a células que tan solo estaban inspiradas por la ideología del ISIS o Al Qaeda.

Capacidad para atentar

Según Carlota García Calvo, casi la mitad de los detenidos tenían la “función operativa de cometer atentados”. Es decir, había ideado, planificado o preparado atentados. Entre los yihadistas de nacionalidad marroquí se ha detectado una mayor proclividad a ejecutar ataques dentro de España que los de nacionalidad española, más propensos a llevar a cabo actos de terrorismo en zonas de conflicto fuera de Europa. La mitad de los individuos analizados se habían desplazado fuera de nuestro país hacia esa zona de conflictos lo habían intentado, según Elcano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?