¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El Ejército se hace con el control de Zimbabue

  • Los militares niegan que se trate de un golpe de Estado y aseguran que el presidente y su familia están "a salvo".
  • La intervención militar ocurre en medio de una crisis en el Gobierno de Robert Mugabe, en el poder dede 1980.

Vehículos militares en las calles de Harare, la capital de Zimbabue. / ()

La tensión ha comenzado la madrugada de este miércoles, cuando los militares tomaron la sede Presidencial y el edificio de la televisión nacional. Allí, han leído una declaración en la que negaban que se tratara de un golpe de Estado y aseguraban que el presidente, Robert Mugabe, y su familia "están a salvo y su seguridad está garantizada". "Nuestro objetivo son los criminales que lo rodean [al presidente] y que están cometiendo crímenes que causan un sufrimiento social y económico al país", ha explicado el portavoz militar Maj Gen Sibusiso Moyo en un comunicado.

Esto ocurre en mitad de una guerra interna entre la vieja y la nueva guardia en el partido del Gobierno. Una guerra que gira en torno a la sucesión de Mugabe. Hay dos personajes importantes. De un lado, el vicepresidente del país, Emmerson Mnangagwa, cercano a círculos militares y destituido hace unos días. De otro, Grace, la mujer del actual presidente del país, que ha manifestado su intención de ser la próxima presidenta. A raíz de la destitución del vicepresidente, el Ejército comenzó a hablar de una "purga a los miembros más veteranos del partido". Una purga, en teoría, dirigida por la primera dama y que tiene como objetivo allanar su camino hacia el poder.

En cuanto al paradero de Mugabe, lo último es que, según la televisión pública de Sudáfrica, el presidente ha mantenido una conversación telefónica con su homólgo sudafricano, Jacob Zuma, en la que le ha confirmado que "está encerrado en su casa", pero que "está bien". Algunos medios hablaban antes de la posibilidad de que  hubiera salido del país, otros que está bajo arresto domiciliario y el canal sudafricano News24, ha dicho que estaba preparando su dimisión mientras negocia para que su mujer salga del país.

Además de bloquear los principales edificios de Harare, la capital, los militares han detenido a tres ministros del Gobierno. Los tres forman parte, según el periódico NewsDay, de esa facción del partido del Gobierno (ZANU-PF), liderada por Grace Mugabe, que busca expulsar a los veteranos para facilitar su ascenso al poder.

Mientras, el principal partido de la oposición, el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), sí habla de una posible toma militar por parte del Ejército. El secretario general del partido, Douglas Mwonzora, ha dicho que están "seguros de que el Ejército está en el proceso de tomar el mando". "Esta es la definición estándar de un golpe de Estado. Si esto no es un golpe, ¿qué lo sería?", ha añadido.

Pese a la incertidumbre, todo apunta a que Mugabe, con 93 años, abandone el poder, después de 37 años controlando la política del país, lo que le convierte en el dictador más longevo. Mugabe fue uno de los firmantes de los acuerdos que dieron pie a la nueva República de Zimbabue, tras la independencia de Reino Unido en 1980. Para muchos, se convirtió en un héroe de la independencia, pero pronto pasó a ser acusado de fraude electoral y de la represión que ha llevado a cabo sobre los opositores para mantenerse en la presidencia. En las elecciones de 2008, 200 seguidores del partido opositor fueron asesinados y miles de personas torturadas en una ola de violencia. Entonces Mugabe dijo que "solo Dios" podía apartarle del poder.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?