¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Aznar advierte a Rajoy de que ocho años de mandato son suficientes

  • El expresidente lo hace justo un día después de que el jefe del Ejecutivo no descartara presentarse a la reelección
  • "Yo no me he distanciado del PP, a lo mejor se ha distanciado el PP de mí", asegura José María Aznar

El expresidente del Gobierno José María Aznar, en los estudios de la SER. / ()

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha señalado que le cuesta reconocer al PP que él refundó en 1990, del que dice que no se ha distanciado, al tiempo que añade que ocho años de mandato para un presidente de Gobierno son suficientes.

En una entrevista publicada en la revista Plaza de Valencia, Aznar asegura que los partidos constitucionalistas han dejado de hacer política en Cataluña y ha pedido a PP y PSOE que defiendan una idea de España nacional, europea y abierta.

"El PP se refunda en el año 90, y ahora tengo que hacer esfuerzos para reconocerlo", ha indicado. Añade que ocho años de mandato son suficientes para un presidente del Gobierno, aunque, al ser preguntado por Rajoy, puntualiza que es una decisión personal.

Tras asegurar que no se ha propuesto fundar un partido, pese a que se lo piden "todos los días", José María Aznar señala: "Yo no me he distanciado del PP, a lo mejor se ha distanciado el PP de mí".

La corrupción en el seno del PP la ha vivido Aznar con decepción: "he visto cosas que me han producido profunda tristeza, cuando no incredulidad".

Considera que el auge del populismo se debe "a la corrupción, a la crisis económica y también a la revolución digital. El populismo y el nacionalismo son el gran riesgo de nuestro tiempo, y cuando se juntan son una calamidad".

Admite que populismo fue el circuito urbano de Fórmula 1 de Valencia, pero otra cosa es para él que haya "fuerzas políticas populistas que quieran destruir el sistema o la democracia, como el caso de Venezuela o, aquí, el de Podemos".

Aznar subraya que ha habido "una parte muy importante del nacionalismo catalán que se ha convertido al independentismo, que ha dado un golpe de Estado y ha organizado un proceso de secesión. La responsabilidad recae únicamente en los que han roto el pacto constitucional".

"El proceso independentista no comienza en el 2010 con la sentencia del Tribunal Constitucional (que anula el Estatuto catalán), sino con el pacto del Tinell en 2003, pero en 2010 "ya está desbocado y los nacionalistas más moderados se ven desbordados por los más radicales", recalca.

"Los secesionistas -subrayada- han fracturado Cataluña, la han dividido enfrentando a las familias, a las instituciones, y casi han provocado la quiebra económica".

No le "preocupa tanto ese millón y medio de secesionistas, suponiendo que los haya, sino esos más de cuarenta millones de españoles que no lo son y que quieren vivir en paz, dentro del orden constitucional y que no quieren ser chantajeados por los secesionistas", prosigue.

"En Cataluña estamos viviendo las consecuencias de no hacer política durante mucho tiempo. Los partidos constitucionalistas han dejado de hacer política y se la han dejado al nacionalismo y al independentismo. El PP y el PSOE deberían hacer política y defender una idea nacional de España, una España europea, abierta.

Para el expresidente del Gobierno, "si se quiere abrir el debate (sobre la reforma constitucional como ha insinuado Rajoy), que se abra, pero que no sea para satisfacer a los secesionistas, sino para reafirmar la igualdad de los españoles, la solidaridad entre regiones y el estado de derecho".

Los conciertos vasco y navarro "nos podrán gustar más o menos, pero forman parte de los pactos de la Transición y de un proceso histórico que aceptamos en su día, por lo que yo no los pondría sobre la mesa en este momento", considera.

De Donald Trump dice que tiene "unas actitudes que no son las que más me gustan en la vida política" pero le parece bien que pida "un esfuerzo mayor a los europeos en materia de defensa".

Según Aznar puede existir "riesgo de guerra" con Corea del Norte, pero no es de los que piensan que ese país está guiado "por un grupo de locos. Es un país que decidió un día que su supervivencia pasaba por ser nuclear y no se hizo nada, y ahora los riesgos son mayores".

Ha indicado también que no se arrepiente de las decisiones del 'trío de las Azores' porque dice que defendió "el interés nacional de España y lo voy a seguir defendiendo, como he hecho toda mi vida".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?