¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Pintura para cambiar un barrio

El colectivo madrileño Boa Mistura pinta las paredes de un barrio de Guadalajara (México) con la colaboración de vecinos y artistas locales. Es el germen de una transformación urbana que pretende convencer de su propia necesidad a sus propios habitantes

Fachadas que se han pintado gracias al colectivo madrileño Boa Mistura. /

Sostiene Silvino Ponce, de 42 años, que hasta ahora los responsables municipales de Guadalajara nunca les habían hecho mucho caso. Lo afirma con convencimiento y muy seguro de sus palabras mientras se apoya en las escaleras del edificio en el que lleva viviendo 16 años.

Mientras lo cuenta no deja de observar como en la plaza se celebra la inauguración oficial de la intervención que ha dirigido el colectivo madrileño Boa Mistura y que ha logrado que sus vecinos acaben pintando las fachadas de unas casas que siempre han necesitado capa de pintura, como la que piden las escalerasde los bloque donde viven él y decenas de familias más.

La colonia Infonavit Independencia ha visto como lo que los propios tapatíos (aquellos nacidos en Guadalajara) definían como un lugar gris e inseguro -una antigua cancha de baloncesto caída en el olvido y a la que deban la espalda- se ha convertido en una plaza colorida, con sus paredes y suelo pintados con el verde de la naturaleza, el rojo del fuego y el azul del cielo. En las fachadas que dan a ella se pueden leer las palabras "Fuí, soy y seré", que resumen la idea detrás de una intervención que va mucho más lejos de los artístico.

Un ambiente más positivo

Durante unas pocas semanas Boa Mistura ha contado con la colaboración de vecinos y artistas locales que con su trabajo han buscado ser el germen de un cambio radical al que puede contribuir la alcaldía de Guadalajara, que tras años de desidia y olvido, ha prometido invertir 53 millones de pesos (dos millones y medio de euros) en el intento de regenerar ese barrio.

Tan importante como el dinero es la conciencia vecinal que parece bastante más animada tras la intervención de Boa Mistura. Ese espíritu positivo de quienes allí viven se pondrá a prueba cuando hayan quedado en el olvido el corte de cintas oficiado ante la prensa, los compases madrileños interpretados por una banda de música y el sabor de la comida de los puestos allí instalados.

"Que seamos más unidos y que valoremos el esfuerzo que se ha hecho", afirma un Silvino curioso y sorprendido por el despliegue de cámaras , periodistas y políticos que han invadido como una exhalación su barrio.

El proyecto de Boa Mistura, que es parte del programa que ofrece Madrid como capital, tiene la proclamada intención de "dejar un rastro perdurable en la ciudad" con el convencimiento de que "la cultura puede marcar una diferencia significativa en su desarrollo". Aprobada la intervención mediante una consulta popular, utiliza algunos elementos simbólicos e ideológicos de la culturaindígena wixárika.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?