¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Huelga de 24 horas de los taxis en toda España en protesta por Uber y Cabify

Montarse en un taxi es tarea imposible en las grandes ciudades desde las 6 de la mañana

Una parada de taxis en Madrid. /

España entera, y también Madrid, amanece este miércoles sin taxis en las calles por un paro de 24 horas convocado por las asociaciones del gremio, en contra la actividad de los Vehículos de Alquiler con Conductor (VTC) que intermedian Cabify o Uber. Desde las 06.00 horas, montarse en un taxi es tarea imposible en las grandes ciudades, excepto para los servicios en hospitales, urgencias, aeropuertos y estaciones.

Fedetaxi, la Asociación Caracol, Antaxi, Elite Taxi (FETE) y Plataforma TNT confían en que el 100 % del colectivo se detenga hasta las 06.00 horas del jueves. Además, desde las 11.00 horas estas asociaciones han convocado en Madrid una manifestación, que podría congregar a más de 20.000 personas en una marcha que comenzará en la Glorieta de Atocha y concluirá dos horas después en la Plaza de Neptuno, próxima al Congreso de los Diputados.

Más de 20 taxis de época abrirán la marcha como expresión de la solicitud de mayores medidas proteccionistas ante la irrupción de servicios como Uber o Cabify, las plataformas que ponen en contacto a usuarios con chóferes que conducen vehículos con la pegatina VTC en el cristal trasero.

La legislación vigente contempla que por cada 30 licencias de taxi pueda coexistir 1 de VTC. Sin embargo, los taxistas insisten en que ese ratio se ha vulnerado. Incluso, tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo que permitirá 80 nuevas concesiones de licencias VTC, creen que en los próximos meses podrían circular 10.000 coches más con pegatina VTC y "poner aún más en peligro" el marco legal.

La estación del AVE de María Zambrano de Málaga, sin taxis. / CADENA SER

Los taxistas claman a las administraciones por un mayor control sobre esta actividad competidora. Se quejan de sus precios más bajos que rompen el mercado, de eludir las obligaciones fiscales, de una falta de seguridad, de intrusismo y de prácticas ilegales en la recogida de viajeros, entre otras cuestiones.

Uber y Cabify, en cambio, mostraron su satisfacción por la decisión del Supremo y dijeron que favorece a los ciudadanos y a su derecho a elegir entre diferentes alternativas de movilidad.

El Gobierno, por medio del Ministerio de Fomento, ha intentado calmar los ánimos del gremio de taxistas por medio de un nuevo real decreto que regule la actividad VTC y que evite el fraude y la especulación. La norma podría ver la luz a finales de año. No obstante, para los taxistas el contenido del real decreto es insuficiente. Tanto, que no ha evitado la séptima movilización masiva en lo que va de año para exigir un mayor control de los VTC por las calles.

Cabify ha comunicado que operará, a su vez, con restricciones y no en todas las franjas horarias.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?