¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Un general bosniocroata se suicida bebiendo veneno tras escuchar su sentencia

El que fuera líder de las tropas bosnio croatas durante la guerra de Bosnia, ha ingerido veneno tras escuchar que el juez del Alto Tribunal Internacional para la Antigua Yugoslavia, lo sentenciaba a 20 años de cárcel

Un acusado de la antigua Yugoslavia fallece tras ingerir veneno ante el TPI. / ATLAS

Fue el líder militar de los croatas de Bosnia, una minoría étnica que componía el complejo mapa territorial de Bosnia Herzegovina de la antigua Yugoslavia. El general Slobodan Praljak había sido condenado por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia a 20 años de cárcel por crímenes de guerra. Tras recurrir la sentencia, este miércoles el tribunal ha ratificado la pena, y mientras el juez leía la sentencia definitiva, Praljak mostró algo que tenía en su mano, lo ingirió mientras el magistrado ordenaba que se sentara, el militar gritó: ”El general Praljak no es un criminal de guerra y rechazo con desprecio ese veredicto”.

El decano juez Carmel Agius, continuó leyendo la sentencia para otro de los acusados, pero Praljak explicó en croata que había bebido veneno y su abogada defensora lo advirtió en francés al juez. El magistrado Agius suspendió la sesión y el general fue trasladado al hospital donde murió poco después.

Praljak y otros cinco militares y políticos bosnio croatas acusados en el 2013 habían recurrido la sentencia de 111 años de cárcel, y todos han perdido el recurso. En su acusación se afirma que Praljak, como alto oficial militar, lideraba directa e indirectamente el ejército del Consejo Croata de Defensa (HVO) y en su trabajo como oficial de alto rango había participado activamente en la planificación militar y las operaciones del HVO, así como de la policía civil de la República Croata de Bosnia-Herzegovina.

Como comandante en jefe del HVO durante el asedio de Mostar, es responsable de la orden de la destrucción del Puente de Mostar, el llamado Stari Most que hoy en día es Patrimonio de la Humanidad.

Entre los cargos que pesaban sobre ellos se incluían 9 de violaciones de los convenios de Ginebra (homicidio intencionado, asalto sexual, deportación ilegal, trato inhumano, destrucción de bienes y apropiación de esos bienes, entre otros). Además se les acusaba de tantos cargos de violaciones de las leyes y usos de la guerra, ocho cargos de crímenes de lesa humanidad donde se incluyen persecución por motivos políticos, raciales o religiosos, asesinato, violación y deportación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?