¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El primer exoesqueleto infantil del mundo se estrena en España

El ATLAS 2020 permitirá caminar a niños de entre 4 y 8 años con atrofia muscular espinal que nunca se han puesto en pie

Jens, un niño de 5 años, usa el primer y único exoesqueleto pediátrico portable del mundo, desarrollado por dos empresas españolas y el CSIC. / ()

El Hospital Infantil Universitario San Joan de Dèu de Barcelona va a ser el primero del mundo en usar este sistema, que se ha desarrollado con ayuda del CSIC, para ayudar a las 1.500 familias afectadas por la Atrofia Muscular Espinal, la segunda enfermedad neuromuscular más común en la infancia y de momento sin cura. Tendrán este exoesqueleto en sus instalaciones durante un año con fines terapéuticos para sesiones de una hora tres veces por semana.

¿Para qué sirve este exoesqueleto?

Con sus 14 kilos de peso y sus diez motores, este robot –el ATLAS 2020- se adapta perfectamente a las piernas y al tronco de niños a los que se les diagnosticó de bebés que jamás podrían andar. La enfermedad neurodegenerativa que padecen hace que sufran un deterioro progresivo de su fuerza muscular hasta el punto de que les es imposible gatear o peinarse.

La misión de esta tecnología “no es rehabilitar, sino retrasar la degeneración que conllevan este tipo de afecciones neuromusculares”, ha explicado Elena García –creadora de este desarrollo de ingeniería e investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas-.

Este exoesqueleto pediátrico made in Spain es único en el mundo porque suple las funciones de cada músculo, recrea incluso los tendones y “es una terapia psicológica sin precedentes”. También se adapta al crecimiento del niño por lo que vale para cualquier menor a medida que pasan los años.

¿Cuándo saldrá al mercado?

Al menos hasta el año que viene no se va a comercializar esta tecnología, porque aún no ha conseguido los certificados europeos para su uso. Su implantación será por fases: primero en hospitales y después a particulares porque muchos se han interesado ya por este robot. Según Elena García, “su alquiler podría rondar los 2.800 euros” y el objetivo es que se expanda primero en Europa, aunque ya han recibido peticiones desde México, Irlanda, Colombia y Francia. Esta tecnología "no se va a utilizar para labores de Defensa", ha aclarado Ángel Escribano, presidente de la compañía Escribano que ha cedido altruistamente al Hospital San Joan de Dèu este exoesqueleto. 

Jens, un ejemplo a los 5 años 

Este miércoles hemos visto caminar a Jens, un niño al que con tan solo un año le diagnosticaron Atrofia Muscular Espinal de tipo II sobre III, es decir, no la más grave, pero sí una que hace que jamás pueda caminar por sí mismo. “Cuando empezamos las sesiones con el exoesqueleto, se nos abrió el cielo a nosotros y a él”, cuenta Ángel, el padre de Jens, “ahora nunca quiere dejar usarlo”. Jugar, lo habitual para un niño de la edad de Jens, es hoy mucho más fácil y en su carta a los Reyes Magos ya ha escrito “poder caminar”.

Jens, un niño de 5 años, usa el primer y único exoesqueleto pediátrico portable del mundo, desarrollado por dos empresas españolas y el CSIC. / Toni Albir (EFE)

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?