¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Motivos para creer en el milagro rojiblanco

El Atlético se niega a verse fuera de los octavos de final de la Champions League

Antoine Griezmann celebra un tanto ante la Real Sociedad / ()

El Atlético de Madrid se juega este martes estar un año más entre los dieciséis mejores equipos de Europa. Algo en lo que no ha fallado en las últimas cuatro temporadas. De hecho, como mínimo, siempre llegó hasta cuartos de final.

El Atlético invoca el milagro

Simeone desplaza a toda la plantilla disponible a Londres. Solo Juanfran es baja. Habrá cambios en el once inicial

Desde que Simeone comenzó su andadura como técnico colchonero, el Atlético siempre ha estado entre los mejores de la Liga de Campeones. Sólo faltó en su primera temporada completa, pues en su primer año terminó en puestos de Europa League al no poder contrarrestar el pobre bagaje que le había dejado Gregorio Manzano.

La fase de grupos que está cuajando es, como poco, decepcionante. Apenas cuatro goles a favor en cinco jornadas, con tres empates, una victoria y una derrota. Siendo lo peor sin duda el doble empate ante el modesto Qarabag.

Ahora se encuentra al borde del precipicio: necesita ganar al Chelsea, ya clasificado, en Stamford Bridge y que la Roma no gane al Qarabag en Italia. Algo que se antoja realmente complicado.

Adrián López celebra su gol en Stamford Bridge / Getty Images

Pero los aficionados rojiblancos no se dan por vencidos. El 'Nunca dejes de creer' debe hacerse más patente que nunca este martes cinco de diciembre. Y el Atlético se agarra a los siguientes hechos:

  • La recuperación del olfato de gol. El Atlético de Madrid es otro en los últimos tres partidos. Los duelos ante Levante, Elche y Real Sociedad han dejado claro que los goleadores están mucho mejor que hace un mes. Gameiro, Griezmann y Torres han exhibido dobletes en la última semana.
  • Stamford Bridge, plaza para el recuerdo. El equipo de Simeone ya sabe lo que es jugársela en campo del Chelsea. En 2014 se jugaba estar en la final y comenzó perdiendo el encuentro de vuelta de semifinales. Sin embargo, el cuadro rojiblanco sacó su garra y se clasificó para Lisboa con tres goles y una remontada inolvidable.
  • Presión para la Roma. El equipo de la capital de Italia debe demostrar si merece realmente estar en los octavos de final. El cuadro de Eusebio Di Francesco soñaba con clasificarse a pesar de la dificultad del grupo, pero ahora son ellos los que tienen la vitola de favoritos. No ganar al Qarabag sería un fracaso rotundo, algo que podría pasarles factura al ser un conjunto con jugadores menos experimentados en este tipo de encuentros si los comparas con los del Atlético.
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?