¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Cristiano ilumina la Torre Eiffel

La ceremonia más espectacular de la historia del Balón de Oro corona una vez más a Cristiano como rey del fútbol

Primer plano del Balón de Oro. /

La noche que Kaká celebró su Balón de Oro en San Siro tenía la sonrisa de una estrella de rock. Era el año 2007, faltaban unos meses para la explosión de CR7 y su futuro parecía dorado. Una década más tarda, en París, miraba con ojos de niño bueno el quinto galardón conquistado por su amigo Cristiano. Lo hacía en la cena informal de celebración en el hotel Shangri La, donde se reunieron los mejores jugadores de las últimas décadas. Mientras Raúl charlaba con Emilio Butragueño y Owen se hacía varias fotos con hinchas ingleses, Ronaldo Nazario y Fabio Cannavaro bromean con el hijo del central italiano. Al fondo de la sala Roberto Carlos pondera los éxitos de Cristiano, algo que llena de orgullo a un exultante Jorge Mendes.

Es imposible quitar mérito a los premios conquistados por un jugador que decidió rebelarse ante la indiscutible hegemonía de Messi. Puede que para la memoria colectiva, donde me incluyo, Leo sea el mejor de la historia sin discusión, pero cuando se revisen los libros de historia siempre quedará el nombre de Cristiano en la primera página, ganador por encima de todas las cosas.

Cuenta Jon Rivas en su libro sobre el Tour de Francia que cuando los organizadores viajaron a los Pirineos diciendo que querían subir L'Aubisque en una carrera ciclista les respondieron que si en París se habían vuelto locos. Ni aquellos pioneros eran unos insensatos ni los dueños de France Football se equivocaron un siglo después llevando la Gala del Balón de Oro 2017 a la Torre Eiffel. Si la FIFA logró crear con el The Best los Óscar del fútbol en Londres, los franceses exhibieron ante el mundo su joya más universal asociada con el deporte rey.

Cristiano ilumina la Torre Eiffel y lo quiere seguir haciendo. Antes de abandonar París lanzó un mensaje en El Larguero: "Espero ganar más títulos individuales siendo jugador del Real Madrid". La carrera por ganar el próximo Balón de Oro ha comenzado. Los dos aspirantes al trono, Mbappe y Neymar, viven aquí. El primero es fan del luso, al segundo no le importaría jugar en el Madrid. Una batalla preciosa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?