Mueren 14 cascos azules en un ataque en la República Democráctica del Congo

Al menos 14 'cascos azules' de nacionalidad tanzana y cinco militares congoleños han muerto como consecuencia de un ataque perpetrado en el este de República Democrática del Congo. Hay más de de medio centenar de heridos

Mueren 14 cascos azules en un ataque en la República Democráctica del Congo /

Al menos 14 'cascos azules' de nacionalidad tanzana y cinco militares congoleños han muerto como consecuencia de un ataque perpetrado este jueves en el este de República Democrática del Congo (RDC), según la misión de paz internacional (MONUSCO), que ha confirmado también más de medio centenar de heridos.

El ataque tuvo como objetivo una base de operaciones en la zona de Beni y fue obra de rebeldes del grupo ugandés Fuerzas Aliadas Democráticas (ADF). Tras un primer asalto, se desencadenaron unos choques que enfrentaron, por una parte, a los milicianos de las ADF y, por otra, a miembros de la MONUSCO y las Fuerzas Armadas congoleñas. Fuentes militares consultadas por la emisora congoleña Radio Okapi han indicado el ataque fue repelido tras cuatro horas de intensos enfrentamientos entre los dos bandos.

Al menos 14 'cascos azules' han muerto, todos ellos tanzanos, y otros 53 han resultado heridos. La misión de paz también ha informado en su comunicado del fallecimiento de cinco militares de la RDC.

El secretario general de la ONU, António Guterres, ha lamentado el que es ya "el peor ataque contra fuerzas de paz de la organización de la historia reciente". "Es otra muestra de los enormes sacrificios que hacen las tropas de los países contribuyentes al servicio de la paz global", ha destacado, en un mensaje difundido por su portavoz.

Para Guterres, este último incidente "subraya la urgencia de ayudar a las personas necesitadas y de hacer frente a la volátil situación en el país africano", uno de los muchos que figuran en el último llamamiento de fondos de emergencia lanzado por Naciones Unidas.

El enviado de la ONU para República Democrática del Congo, Maman Sidikou, ha condenado "en los términos más contundente" el ataque y ha prometido que la MONUSCO "hará todo lo posible para garantizar que los responsables rindan cuentas y sean llevados ante la Justicia".

Por su parte, el secretario general adjunto de la ONU para misiones de paz, Jean-Pierre Lacroix, también ha condenado el asalto y ha confirmado el envío de "refuerzos" a la zona. "Nuestros pensamientos y oraciones están con las familias (de las víctimas) y nuestros compañeros de la MONUSCO", ha añadido en Twitter.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?