¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

El estado de las piezas del tesoro de Sijena, también polémico

Mientras el gobierno de Aragón se queja del estado de conservación de las piezas de Sijena devueltas, en Lleida se asegura que no se ha bajado la guardia en su conservación

El Gobierno de Aragón denuncia el estado "lamentable" de algunas piezas de Sijena / ATLAS

El Ministerio de Cultura se lava las manos porque dice que nada tiene que ver con la devolución de las piezas del tesoro de Sijena que durante años han estado en expuestas en las vitrinas del Museo de Lleida (muy pocas) y depositadas en sus almacenes (las más), junto a cerca de otros 30.000 objetos para los que tampoco existe espacio expositivo suficiente. Y eso que el ministro Méndez de Vigo también es, por obra y gracia de la aplicación del artículo 155, consejero de Cultura de la Generalitat de Cataluña.

Por ello, no hubo técnicos del Ministerio en el museo de Lleida durante la recogida, embalaje y carga del camión, en el que los bienes de Sijena realizaron el viaje de vuelta al cenobio del que salieron hace años. O al menos, eso dicen fuentes del gobierno aragonés y del propio ministerio.

Fueron 44 piezas las que al final viajaron y eso que en Aragón afirman que faltaba una que en el museo catalán echaban en falta desde hace un tiempo (indeterminado): el retrato de una Inmaculada. 44. ¿Cómo puede ser que aun restando una al total, continúen saliendo el mismo número de obras que debían ser entregadas? De hacer caso a responsables de la pinacoteca de Lleida, entre los bienes devueltos se incluyó una pieza de alabastro que, aunque perteneció a Sijena, no estaba incluida en la reclamación judicial.

La discusión sobre el tesoro ha continuado hasta más allá del traslado de las obras porque el presidente aragonés Javier Lambán afirma rotundo que el estado de algunas de ellas es lamentable. Fuentes del gobierno regional aragonés afirman que sus técnicos (funcionarios) pudieron comprobar (in situ y a simple vista) que algunas obras no presentaban un buen estado de conservación. Esas mismas fuentes aseguran que todas ellas serán examinadas y las que lo necesiten, restauradas en un proceso que comienza de inmediato y que durará meses.

Sin embargo, el director del museo de Lleida Josep Giralt niega cualquier acusación de mala praxis museística. Si las obras han llegado en mal estado a Sijena apunta a una posible manipulación de los bienes embalados durante su carga en el camión que los transportó por carretera, con la escolta de la Guardia Civil.

Eso sí, reconoce de manera implícita que en Lleida no se restauró todo el tesoro. De hecho, sólo las siete expuestas lo fueron. El resto se almacenó y se conservó con todas las garantías.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?