La UCO registra la casa de Marbella del exdelegado del Gobierno en Ceuta investigado en Lezo

La mano derecha de Ignacio González en Inassa confesó que Luis Vicente Moro se llevó junto a Ignacio González una comisión ilegal de 1,8 millones de euros por la compra de Emissao en Brasil

El exdelegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro. /

La Guardia Civil registró el pasado 28 de noviembre la casa que el exdelegado del Gobierno en Ceuta, Luis Vicente Moro, tiene en Marbella. La entrada y registro del inmueble fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional que se encarga del caso Lezo, que investiga al antiguo cargo de Aznar desde hace siete meses.

Según fuentes de la investigación el registro en este inmueble fue muy exhaustivo y se prolongó durante al menos cuatro horas. Se registró todas las dependencias de la casa y todos los dispositivos de almacenamiento de datos que había en la vivienda. De momento los agentes de la Guardia Civil no han encontrado ningún dato relevante relacionado con la causa que se investiga.

El registro se hizo el mismo día y prácticamente de forma simultánea al registro que se hizo ese día en el ático que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González y su mujer, Lourdes Cavero, tienen en una exclusiva urbanización de Estepona (Málaga). Según fuentes judiciales también en este caso el registro fue muy exhaustivo y se prolongó durante cinco horas.

Los agentes de la UCO descolgaron cuadros, desmontaron camas, inspeccionaron sauna y piscina y hasta los árboles que hay en el solarium del dúplex del matrimonio.

Tampoco en este caso se encontraron datos relevantes para la causa. Los agentes de la benemérita revisaron un viejo ordenador y los dispositivos de almacenamiento de datos que había en la vivienda. Lo único que se llevó la policía judicial fue una copia del contrato de alquiler y el reportaje fotográfico de la vivienda que hicieron los agentes de la Guardia Civil.

El exdelegado del Gobierno en Ceuta desde 1998 al año 2004 está investigado en el caso Lezo por ser uno de los artífices de la compra de la empresa Emissao en Brasil y por proponer esta compra al Canal de Isabel II. Así lo admitió en su declaración ante el juez la mano derecha de González en Inassa, Edmundo Rodríguez quien confesó además que por esta compra Ignacio González y el antiguo cargo de Aznar se repartieron una comisión de 1,8 millones de euros.

La Guardia Civil intervino a Moro una notable cantidad de dinero en efectivo en su domicilio oculto en la maquinaria de un reloj de pared. En esa partida apareció un sobre con dinero y anotaciones que según la fiscal podían obedecer al pago de comisiones, y una tarjeta de visita de Ignacio González. El expresidente madrileño siempre ha negado que Luis Vicente Moro le haya entregado mordidas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?