¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las 'Cuestiones personales' de Soledad Lorenzo y las laborales de Borja-Villel

La galerista expone en el Reina Sofía 400 obras de su colección, legada al museo, y Manuel Borja-Villel confía en renovar como director de la institución

"Estamos en ello", así contestaba Manuel Borja-Villel sobre su continuidad como director del Museo Reina Sofía. El próximo 20 de enero de 2018 finaliza su mandato, aunque ya ha declarado en ocasiones anteriores que su intención es renovar por otros 5 años al frente de la institución que dirige desde 2010.

Declaraciones de Borja-Villel en la presentación este martes de la segunda exposición de la colección de Soledad Lorenzo, cedida en depósito con promesa de legado (esa fue la fórmula elegida por la galerista) al Museo Reina Sofía. Titulada 'Cuestiones personales', muestra cerca de 400 obras de 89 artistas como Julian Schnabel, Miquel Barcelò, Luis Gordillo, Juan Ugalde, La Ribot, Tony Oursler o Victoria Civera.

Se trata de obras que recuperan un lenguaje figurativo y que la galerista adquirió en los 80 y 90, años marcados por el entusiasmo en el mercado del arte y la internacionalización de algunos artistas españoles. En opinión de Manuel Borja-Villel, director del museo, "en esta muestra se refleja ese interés que ella tenía por ciertos artistas americanos, que es muy de una época concreta y ella, además, fue una pionera; y, por otro lado, refleja el gusto de una época, porque muchos de estos artistas fueron, entre comillas, hegemónicos y parte del discurso dominante".

El pasado mes de septiembre, el museo presentaba la primera entrega de la colección de la galerista, con cerca de 60 obras de artistas como Palazuelo, Tapiès, Txomin Badiola, Juan Uslé o Guillermo Pérez Villalta. Obras que compartían un interés por lo geométrico y la estructura, por el diálogo entre distintas generaciones y por trasladar al público la idea de comunidad que definía la galería de Soledad Lorenzo.

En esta segunda muestra, las piezas se centran en asuntos como el sujeto, las políticas del cuerpo y el concepto de identidad y, aunque predomina la pintura, hay también instalaciones, fotografía y escultura.

Señala Borja-Villel que es habitual que los coleccionistas y galeristas como Soledad Lorenzo se relacionen con artistas de tres generaciones: los de la generación anterior -el caso de los Palazuelo y Tapiès de la primera exposición-; "los artistas de su momento, en este caso los americanos y españoles incluidos en esta muestra, y los más jóvenes: La Ribot y Georgina Starr, entre otros".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?