¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿A qué penas de cárcel se enfrenta 'el Chicle'?

Por la muerte intencionada de Diana Quer puede afrontar penas de entre 10 a 25 años de cárcel si se demuestra la agresión sexual. Los cargos que pueda imputar el juzgado dependerán de los resultados de la autopsia si aprecia la agresión sexual

La autopsia corroborará o desmentirá la versión de "El Chicle". / ATLAS

El autor confeso de la muerte de la joven Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, podría enfrentarse a la pena de prisión permanente revisable si la autopsia determina que hubo una agresión sexual previa a la muerte de la chica madrileña y se le acusa de un delito de asesinato intencionado (doloso), en cuyo caso la pena puede oscilar entre los 10 y 25 años.

Si no se le acusa de agresión sexual, la pena se situaría entre 10 y 15 años de prisión. En el caso de ser considerados los hechos constitutivos de un delito de homicidio agravado oscilaría entre los 15 y 23 años de cárcel.

La defensa defiende el atropello

Según la tesis de la defensa, la muerte se debió a un atropello, por lo que el hecho puede ser tipificado como un delito de homicidio imprudente, castigado con hasta dos años de prisión como máximo.

El hecho de haber ocultado el cuerpo durante casi 500 días no tendría una carga penal añadida al no estar expresamente tipificado en el código penal.

Confesó el lugar

Haber confesado ser el autor de la muerte de Diana Quer y haber señalado el lugar donde estaba el cuerpo, podría ser utilizado por la defensa para intentar reducir la responsabilidad penal en base a alguna atenuante, pero el tribunal que le juzgue no tiene por qué aceptar esta petición de rebaja en la pena.

Otros delitos

En cuanto a los otros delitos presuntamente cometidos, el Chicle se enfrenta a penas entre uno y dos años de prisión por la tentativa de secuestro de una joven en Boiro (A Coruña) el día de Navidad y entre dos y seis años de cárcel por la detención ilegal de Diana Quer el día de su desaparición.

Prisión permanente

En el artículo 140 del Código Penal se fija la lista cerrada de delitos para los que está prevista la pena de prisión permanente revisable. Los tribunales podrán aplicarla en algunos tipos gravados de asesinatos: cuando la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable, cuando sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual, en los asesinatos múltiples, en los cometidos por miembros de una organización criminal, los delitos contra la Corona, los delitos contra el Derecho de Gentes, los delitos de genocidio y los delitos de lesa humanidad. En el caso de Diana Quer podría aplicarse el segundo de los supuestos si se demuestra el delito contra la libertad sexual.

Una ley cuestionada

La prisión permanente revisable, máxima pena privativa de libertad del Código Penal español, fue aprobada por el Partido Popular en solitario en el Congreso de los Diputados el 26 de marzo de 2015, cuando contaba con mayoría parlamentaria, pero el pasado mes de octubre la cámara aprobó instar al Gobierno a comenzar su derogación.

El primer condenado a esta pena fue David Oubel, el 'parricida de la radial', que fue acusado de matar a sus hijas de 4 y 9 años usando una sierra radial eléctrica y un cuchillo de cocina tras haberlas drogado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?