Birkenstock declara la guerra a Amazon por aprovecharse de los errores ortográficos en las búsquedas

La empresa alemana se querella contra el gigante del comercio electrónico

Página web de Amazon. /

El pasado mes de diciembre, los jefes de la marca alemana de sandalias 'Birkenstock', Oliver Reichert y Markus Bensberg, comunicaban a sus trabajadores que a partir del 1 de enero de 2018 la empresa dejaría de trabajar con Amazon en Europa (ya lo hizo anteriormente en Amazon Estados Unidos) debido a que el gigante electrónico no hace lo suficiente ante las falsificaciones que se presentan en la plataforma como productos de Birkenstock.

Bajo el punto de vista de la empresa alemana, Amazon ha estado dañando la reputación del fabricante de sandalias entre los consumidores durante los últimos meses. Todo ello debido a que, tras escribir el nombre de la empresa de forma errónea en Google, los cliente eran redirigidos a la página web del comercio electrónico, donde además de los productos oficiales también se encontraban un gran número de imitaciones de mala calidad, lo que podía generar confusión. Por esa misma razón, la compañía alemana decidió acudir a los tribunales, donde recientemente ha salido victoriosa.

Amazon no podrá provecharse de los errores ortográficos en las búsquedas

Comenzaba así una guerra que se ha resuelto semanas más tarde a favor de la compañía de sandalias en una corte alemana, donde se le ha ordenado al gigante electrónico que deje de hacer publicidad dirigida a aquellos usuarios que se equivocan cuando buscan productos de Birkenstock y escriben mal el nombre de la marca de calzado en Google, tal y como informa el diario alemán Der Spigel.

La corte alemana resuelve que Amazon redirige, a través de Google Adwords, a todos aquellos clientes que han escrito erróneamente el nombre de la empresa a la página web del comercio electrónico. Aquellas personas que escriben 'Brikenstock', 'Bierkenstock' o 'Birkenstok' en el buscador son redirigidos a Amazon,donde además de los productos de la empresa también se encuentran marcas de imitación. A pesar de que la orden de la corte de Dusseldorf es preliminar, sienta un precedente en la lucha contra los productos de imitación en el comercio online y, además, contra algunas prácticas habituales de publicidad digital.  

"Amazon prohíbe la venta de productos fraudulentos"

Bajo el punto de vista del tribunal, el consumidor podría confundir los productos originales de las falsificaciones. Además, debido a la diferencia de precios entre marcas, muchos son los que adquieren las imitaciones creyendo que se tratan de productos oficiales de Birkenstock. La compañía alemana considera que la mala calidad de estos productos de imitación provoca que los consumidores piensen que Birkenstock no ofrece productos de calidad, lo que ha acelerado su salida de Amazon.

En declaraciones al NY Times, un portavoz de Amazon recuerda que "Amazon prohíbe la venta de productos fraudulentos: "Trabajamos diligentemente con vendedores y propietarios de derechos para detectar y prevenir que productos fraudulentos lleguen a nuestro mercado".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?